Entretenimiento

18 cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquitas entenderán

18 cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquitas entenderán

Cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquitas entenderán, la hora de recordar – Para las mujeres que usan lentes desde chiquitas, y las que usan lentes ahora, esta nota les hará el día – ¿Eres de las mujeres que ha usado lentes toda su vida? Entonces vas a entender que lo que […]

Cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquitas entenderán, la hora de recordar

– Para las mujeres que usan lentes desde chiquitas, y las que usan lentes ahora, esta nota les hará el día –

¿Eres de las mujeres que ha usado lentes toda su vida? Entonces vas a entender que lo que te pasó seguramente muchas otras mujeres lo vivieron, pero ahora puedes recordarlo de una forma súper divertida con estas 18 cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquita entenderá, no es para te traumes de nuevo, pero es divertido recordar riendo.

Estas son las 18 cosas que solo las mujeres que usan lentes desde chiquitas entenderán:

1. Seguramente tus primeros lentes fueron horribles.

Si desde que eras chiquitas usaste lentes, es muy seguro que los primero que te dieron eran horribles. Eso lo sabes por las fotos de tu infancia, no se las quieres enseñar a nadie y por si las dudas las tienes tiene escondidas.

2. La primera vez que rompiste tus lentes.

Ese día sufriste como loca, no sabías ni como decirles a tus papas que los rompiste o peor aún, cuando los perdiste. Te sorprendió lo frágiles que son y lo fácil que es perderlos. Pero siempre vas a recordar el regaño que te dieron cuando se enteraron.

3. Los apodos.

En nuestra infancia eran típicos; la cuatro ojos, la nerd, etc. Si usaste de esas cuerdas especiales para que no se te cayeran los lentes, seguramente sufriste del apodo de “abuelita”.

4. Que te sentarán hasta atrás en clase y no veías nada.

Siempre querías el lugar de adelante para ver mejor pero cuando te tocaba hasta atrás no veías absolutamente nada.

5. No podías copiar bien en los exámenes.

Cuando era examen y no estabas segura o no estudiabas era difícil copiar porque tus lentes te impedían ver bien hacia los lados.

6. Tus lentes y la clase de educación física no eran la mejor opción

Cuando era la clase de educación física y no te quitabas los lentes porque si no, no veías nada pero eran muy estorbosos y siempre temías que se fueran a romper.

7. Meterse a la alberca era sufrimiento.

Cuando te ibas de fin de semana con la familia y todos se metían a la alberca y tú hacías lo mismo pero dentro del agua te acordabas de que traías lentes, el miedo que te daba no encontrarlos era lo peor.

8. La lluvia es tu peor enemigo

Cada que llueve se te llenan de gotas y no ves nada, si los limpias, eso dura muy poco porque se vuelven a llenar de gotas y si lo limpias rápido solo se manchan más.

9. Ver las películas 3D es horrible cuando tienes que usar 2 lentes al mismo tiempo.

Cuando usas lentes para ver películas en 3D tienes que encimarlos a tus lentes de aumento, te da un poco de pena que te vean así pero es lo único que puedes hacer para disfrutar una película de ese tipo.

10. Te pasa lo mismo con los lentes de sol y no sabes que hacer

No es que te quites los lentes y quedes ciega pero prefieres usar tus lentes por cualquier cosa, pero cuando tienes que usar lentes de sol siempre entras en conflicto porque si a veces no ves del todo bien, con todo oscuro es más difícil.

11. Lo peor que te puede pasar es olvidar tus lentes en casa

Cuando por las prisas se te olvidan los lentes en tu casa y ya no puedes regresar, pasas todo el día sufriendo y algunas veces hasta con flor de cabeza. Eso es lo peor que te puede pasar.

12. Cuando te ven sin lentes dicen que te ves “diferente”

Si la gente está acostumbrada a verte con lentes y un día llegas sin ellos, siempre te dirán: “ay, te ves súper diferente sin lentes”. A veces no sabemos qué significa eso, pero esperamos que sea para bien.

13. Siempre se prueban tus lentes

Cuando te piden prestados tus lentes para verse con ellos, te terminaran diciendo: “estás bien ciega” o lo contrario “para que usas lentes si ni tienes tanto aumento”. Todos terminan siendo oftalmólogos expertos.

14. La gente te reclama porque te saluda y no la ves pero no es tu culpa no ver nada sin lentes.

Te ha pasado miles de veces que te reclaman porque no los saludas y aseguran que los viste. El problema es que aparte de ser distraída no ves muy bien aunque traigas lentes. Necesitamos comprensión en este aspecto, usamos lentes por algo.

15. Cuando tomas algo caliente y se empañan tus lentes

Cuando tomas café o leche caliente, o cuando destapas una olla caliente, el vapor siempre opaca tus lentes y tienes que quitártelos para ver ya que puede pasar mucho tiempo para que veas de nuevo.

16. Cuando te acuestas de lado para ver una película y se enchuecan tus lentes.

Estas descansando y pasándola bien mientras ves tu película o serie favorita, pero te acomodas de ladito y olvidas que traes lentes. El incómodo momento de no disfrutar esta posición solo porque tus lentes se enchuecaron y pueden permanecer así si continúas acostada de esa forma. Es incómodo y molesto que eso suceda.

17. Te molesta hacer ejercicio sin lentes porque no ves nada.

Si vas a correr o al gym, usar lentes es muy incómodo porque al sudar se te resbalan y tu propio vapor los opaca. Tienes que mantener los ojos medio cerrados forzando un poco para poder ver un poco más cuando no los usas mientras te ejercitas.

18. Algunas veces se te resbalan los lentes cuando los tienes puestos y pareces abuelita.

A todos nos ha pasado que nos agachamos o estamos realizando alguna actividad y se nos resbalan los lentes por la nariz. Cuando te incorporas y te paras derecha, terminas con los lentes a la mitad de la nariz y pareces abuelita.

Kristel Mauricio

octubre 11th, 2017

No comments

Comments are closed.