Entretenimiento

28 remedios caseros para tratar la gingivitis –

28 remedios caseros para tratar la gingivitis –

La gingivitis es un tipo de enfermedad periodontal que causa inflamación en las encías y los tejidos que rodean los dientes. Es muy difícil de diagnosticar en su primera etapa al punto que una persona puede estar sufriendo de gingivitis sin saberlo durante mucho tiempo.

Hay personas que descubren la enfermedad cuando las encías se inflaman y sangran. En las primeras etapas de la gingivitis hay una acumulación de placa que hace que las encías se inflamen y sangren cuando se cepillan los dientes. Durante esta etapa, los dientes están todavía pegados a la encía y no hay daños en el tejido. Si no se trata, se desarrollará la periodontitis, lo que ocurre cuando las encías se alejan de los dientes. La placa comienza a formarse y si no se toman las medidas necesarias, los dientes pueden aflojarse y caerse.

Aunque la placa es la primera causa de la gingivitis y otros problemas de salud como la diabetes, el VIH, el embarazo, la menstruación, la pubertad, la menopausia y el cáncer, puede también dar lugar a la propagación de la gingivitis. Como no hay dolor asociado con la gingivitis, hay algunos síntomas que puedes observar como enrojecimiento e hinchazón de las encías, sangrado de las encías, mal aliento, desplazamiento de los dientes entre otros. La higiene oral es de suma importancia para prevenir la gingivitis, pero hay muchos remedios caseros que puedes probar para tratarla en sus inicios.

Remedios caseros para la gingivitis

Solución salina. Disuelve alrededor de ½ cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia, realiza buches durante medio segundo y luego escupe la solución. Realiza este procedimiento varias veces en un día, sobre todo, después de las comidas.

Miel. Después de cepillarte los dientes por la mañana, frota un poco de miel en las encías infectadas.

Compresas con bolsas de té. Después de remojar una bolsa de té en agua durante unos minutos, deja que se enfríe y colócala en la zona infectada de 5 a 6 minutos.

Limón y sal. Mezcla en una taza ½ cucharadita de sal y el jugo de 1 limón para que formes una pasta. Aplica la pasta en los dientes y déjala actuar durante unos minutos. Enjuaga tu boca haciendo gárgaras con agua tibia.

Jugo de arándano. Bebe 4 vasos de jugo de arándano sin azúcar todos los días, con esto mantendrás alejadas las bacterias de tus dientes.

Bicarbonato de sodio. Prepara una pasta mezclando bicarbonato de sodio con unas gotas de agua tibia y utilízala para cepillar tus dientes, esto eliminara los ácidos que causan la enfermedad de las encías.

Aceite de sésamo y coco. Para eliminar la pérdida de sangre debido al sangrado de las encías, solo tienes que masajear las encías con aceite de sésamo o coco antes de cepillarte los dientes. Realiza esta operación dos veces al día.

Aceite de clavo de olor. Masajea tus encías con aceite de clavo de olor para reducir la inflamación de las encías.

Verduras crudas. Come 3-4 vegetales crudos todos los días para limpiar los dientes y restaurar el flujo de sangre.

Extracto de equinácea. Añade 1 ½ cucharadita de extracto de equinácea a un vaso de agua caliente y utilízalo como enjuague bucal. La equinácea ayuda a reducir la inflamación y al mismo tiempo, refuerza la inmunidad.

Frotar las encías. Con las puntas de los dedos, frota tus encías cada mañana antes de cepillarte los dientes. Este movimiento ayuda a que la sangre circule en las encías y por lo tanto, previene la aparición de cualquier enfermedad oral.

Vitamina C. Come muchas frutas y verduras ricos en vitamina C o dile al farmacéutico que te sugiera algunos suplementos de vitamina C.

Aceite de mostaza. Mezcla una pizca de sal en 1 cucharada de aceite de mostaza y aplícalo en las encías con movimientos circulares durante 3 a 4 minutos. Luego, enjuaga con agua tibia. Realiza este procedimiento 2 veces al día hasta que la inflamación se reduzca.

Polvo de cayena. Espolvorea un poco de polvo de cayena en tu pasta de dientes cada vez que te cepilles los dientes. Esto ayudará a prevenir la enfermedad periodontal y también matará a todos los microorganismos en la boca.

Alimentos crujientes orgánicos. Come muchos alimentos crujientes orgánicos ya que limpian el esmalte de los dientes.

Alimentos ricos en fibra. Come porciones de granos enteros, frutas y verduras ricos en fibra. Estos alimentos mejoran no sólo tu inmunidad sino que también ayudan a combatir las bacterias en la boca.

Agua oxigenada. Mezcla partes iguales de agua potable y agua oxigenada para que luego realices buches. Recuerda que no debes tragar esta solución. Realiza esta operación 4 o 5 veces en una semana.

Alumbre. Disuelve polvo de alumbre en 1 vaso de agua potable y utilízala para enjuagarte la boca por lo menos 3 veces en un día. Esto reduce efectivamente la inflamación de las encías.

Calcio. El calcio fortalece los huesos y los dientes. Asegúrate de ingerir abundantes alimentos con calcio en tu dieta diaria.

La piel de la guayaba tiene un alto contenido de vitamina C. Pon a asar una guayaba madura y espolvoréale un poco de sal. Añádele unas gotas de jugo de limón y cómetela. Alternativamente, también puedes masticar hojas de guayaba para reducir la hinchazón.

El jugo de limón es otra buena fuente de vitamina C. Toma un vaso de agua tibia y exprímele un limón. Utiliza esta solución como enjuague bucal después de cepillarte.

Cúrcuma. Mezcla 50 gramos de cúrcuma en polvo, 2 cucharaditas de polvo de alumbre, 100 gramos de polvo de neem y 1 cucharadita de sal. Frota el polvo en los dientes y las encías tres veces al día.

Arcilla cosmética. En un tazón, mezcla ¼ de taza de arcilla cosmética con un poco de bicarbonato, añádele unas gotas de aceite de árbol de té, 1 ½ tazas de glicerina vegetal, 1/8 taza de sal marina en polvo y unas gotas de solución de mirra. Guárdalo en un lugar fresco y seco y utilízalo como pasta de dientes.

Remedios herbarios para la gingivitis

Polvo de raíz de Kava y polvo de mirra. Mezcla partes iguales de polvo de raíz de kava y polvo de mirra, 5 gotas de cualquier aceite esencial y 1 cucharadita de corteza de roble blanco para formar una pasta. Utiliza esta pasta para cepillarte los dientes todos los días.

Aceite del árbol de té. El aceite del árbol de té funciona como un agente antibiótico y antiséptico. Aplica unas gotas de aceite de árbol de té en tus encías y frótala realizando movimientos circulares.

Catechu. El catechu tiene la capacidad de detener el sangrado. Lávate las manos y luego aplica la pasta de esta hierba en las encías de manera uniforme. Mantén la pasta durante 2 minutos y luego enjuaga con agua potable caliente.

Aloe vera. El aloe vera es un excelente remedio que puedes utilizar para curar la gingivitis ya que reduce la inflamación de las encías.

Aplica crema de aloe vera en la zona afectada durante unos minutos y luego enjuágala con agua.

Extrae el gel de una hoja de aloe vera y aplícalo directamente sobre la zona afectada. Lava el gel con agua potable.

Mezcla la crema de aloe vera con una taza de agua tibia y realiza buches.

Hojas de menta. Remoja unas hojas de menta en agua durante unos 10 a 15 minutos. Cuela las hojas y usa el líquido como enjuague bucal.

Polvo de salvia. Añade 1 cucharada de polvo de salvia a una taza de agua y déjala hervir. Deja que el líquido se enfríe y luego añádele una pizca de sal. Bebe esta solución todos los días después de cepillarte los dientes para calmar la inflamación de las encías.

7. Polvo herbal. Combina ¾ cucharadita de polvo de hojas de menta, 2 cucharaditas de polvo de roble blanco y 1/8 cucharadita de polvo de clavo de olor. Masajea las encías con este polvo todos los días.

Cosas que puedes hacer

Cepíllate sin prisa. Debes cepillarte durante dos minutos por la mañana cuando te levantes y por la noche antes de acostarte.

Siempre usa un limpiador de lengua después del cepillado.

Usa hilo dental para eliminar cualquier bacteria que pueda haber quedado en la boca.

El enjuague bucal Listerine es ideal para eliminar las bacterias diminutas presentes en la boca.

Visita regularmente al dentista.

Bebe abundante agua.

Consume alimentos ricos en vitamina E y C.

Cosas que no debes hacer

Evita fumar.

No te estreses.

Reduce el consumo de alimentos ricos en azúcar como zumos de frutas, dulces y harina blanca.

Kristel Mauricio

agosto 11th, 2020

No comments

Comments are closed.