Entretenimiento

3 Estrategias detox digital para desconectar y aprender a controlar tu adicción al internet –

3 Estrategias detox digital para desconectar y aprender a controlar tu adicción al internet –

Todo se resume en valorar tu tiempo y tu atención. Tú te conviertes a lo que más le prestas atención.

Esto no quiere decir que tengas que darte de baja en todas tus redes sociales, usar solo el correo postal o palomas mensajeras.

Se trata simplemente de encontrar un balance, aprovechar las ventajas del internet y evitar las desventajas que pueden afectar tu bienestar.

Se trata de aprender a destinar un tiempo en tu día para liberar tu mente, crear, vivir en el momento y desconectar.

Para lograrlo necesitas simplemente poner en práctica alguna de las siguientes estrategias detox. Elige la que mejor se adapte a tu situación y estilo de vida.

Estrategia 1: Usa solo aquellos servicios en linea que representen una ventaja

Esto quiere decir que reconsideres el uso de redes sociales por sus beneficios.

Por ejemplo, piensa en un granjero. Supongamos que para trabajar la tierra antes de plantar necesita por lo menos 3 semanas de trabajo sin maquinaria ni herramientas. De tal forma que una herramienta como un tractor, hará su vida más fácil y es una gran ventaja usarla, pues trabajar la tierra le tomará solo una semana de trabajo.

Los servicios en linea y todas las redes sociales son herramientas en tu vida para ahorrar tiempo y/o solucionar problemas.
Elige cuidadosamente basándote en este principio: solo lo utilizo si representa una gran ventaja o un gran beneficio en mi rutina (no solo porque estás aburrido o por que no sabes en que hacer con tu tiempo para distraerte).

Tu tiempo y tu atención son recursos limitados, y si los inviertes en actividades con muy poco beneficio en tu vida (como ver quién se casa este mes en facebook), no tendrás espacio para aquellas actividades que te satisfacen completamente y que tienen un gran impacto en tu vida (como planear tu día para lograr una meta).

Estrategia 2: Haz tu hábito inconveniente

Piensa en ese momento en el que tienes que lavar todos los platos de casa. Es algo muy inconveniente, hay que levantarse, dirigirse a la cocina, y empezar a limpiar uno a uno cada sucio plato.

El objetivo de esta estrategia es hacer algo parecido, se trata de hacer sumamente inconveniente el permanecer en línea, checar tu correo, o revisar cada red social. Es decir, agregar más pasos entre tú y el hábito cibernético, poner la mayor cantidad de espacio posible antes de que puedas revisar cuántas personas vieron tu historia en Instagram.

Y para lograrlo te propongo lo siguiente:

1 Aleja tu móvil

La forma más simple de mantenerte alejado (literal) de ese hábito es poniendo tu móvil lejos de ti (y si es posible en silencio). De esta forma, cada que sientas el impulso de revisar algo, simplemente tendrás que ir hasta dónde está tu móvil.

La recomendación es que además sea un lugar incómodo, por ejemplo: subiendo las escaleras, en una repisa más alta que tú, en el auto, en el jardín, etc.
El objetivo es que seas consciente de ese impulso, y tengas más tiempo de detenerte, lo que te ayuda a entrenar tu autocontrol.

2 Apaga cualquier notificación

Déjame preguntarte esto: ¿cada que agarras tu móvil encuentras millones de notificaciones?

Te entiendo muy bien. A mí me pasaba todo el tiempo, hasta que por fin apague todas las notificaciones que llegaban al móvil, y créeme, sentí un gran alivio.
Esto no quiere decir que nunca jamás revises tus mensajes o tus actualizaciones, esto representa que el móvil no te avisa cuando tienes algo pendiente a revisar, sino que tú decides cuando revisar los mensajes y cuando no.

Si recibes muchos correos electrónicos, tal vez es mejor para ti no tener la app del correo en el móvil. Así es más fácil organizarte mejor para dedicarle un tiempo concreto a responder.

También puedes cerrar sesión de tus redes sociales, así cuando por impulso quieras revisar algo, tendrás que poner tu usuario y contraseña (de la que a veces te cuesta acordarte) dando tiempo a que controles el impulso y mejor regreses a lo que estabas haciendo.

Otra opción es desactivar los datos móviles y solo activarlos cuando tú decidas pasar tiempo en redes, correo o mensajes. Piensa que si alguien necesita hablar contigo urgentemente o hay alguna emergencia, te llamarán por teléfono.

Algunas veces parece que el móvil nos da ordenes y nos dice que hacer a cada segundo, es momento de cambiar eso. En esta página encuentras los pasos para apagar las notificaciones que llegan a tu móvil.

3 Bloquea las páginas mientras trabajas

Si en el trabajo o en casa tienes acceso a estas páginas destructoras que mantienen tu hábito a flote, esto es lo que tienes que hacer:
Actualmente existe más de una aplicación para tu navegador que bloquea tus redes sociales, o las páginas de tu elección. Tú puedes ajustar el tiempo, y aunque es cierto que también puedes desactivarlo y recaer en ese hábito, lo más probable es que te arrepientas antes de hacerlo, pues tienes más tiempo a tu favor para detenerte y no actuar por impulso.

Estas son algunas aplicaciones gratuitas: Stay focusd, Rescue Time, Self Control, y una de mis favoritas.

Si tu trabajo implica permanecer en facebook de forma frecuente, existe esta app que bloquea las noticias (que suelen ser lo más distractor del mundo). Yo la utilizo y aunque me pierdo las fotos de los bebes de mis amigas, logro terminar todo mi trabajo sin distraerme.

Pero lamentablemente no existe ninguna aplicación para bloquear los correos, u otro tipo de páginas que también distraen y refuerzan ese hábito de permanecer en línea todo-el-tiempo.

Pero no te preocupes, si puedes hacer algo al respecto, lo que nos lleva a la siguiente estrategia.

Estrategia 3: Planea por adelantado cuándo revisar notificaciones

Sin duda esta estrategia se trata de un entrenamiento de autocontrol, y por lo tanto, requiere de tiempo para ser perfeccionada. Es como un gimnasio cerebral en dónde ejercitas tu fuerza de voluntad.

Lo más importante de este entrenamiento es que seas consciente del impulso de revisar “algo”, ya sea tu correo, tus notificaciones, o tus mensajes.
Para ponerla en práctica esta estrategia detox, solo necesitas planear y escribir por adelantado los momentos del día en el que revisarás el correo.
Por ejemplo: Reviso mi correo y redes por 10 minutos a las 10:00 am y a las 5:00 pm (y ya).

No importa que decidas por adelantado revisar tu correo más de 10 veces en una hora, el objetivo es que solo durante ese tiempo que ya planeaste estarás revisando esa página (no antes y no después), lo que entrena tu mente a concentrarse en lo que estás haciendo y no dejarse llevar por este deseo repentino de ver un vídeo, jugar candy crush, o ver fotos de gatitos.

Te sentirás en control de tu tiempo y de tus actividades diarias, además estarás entrenando tu fuerza de voluntad, lo que te genera grandes beneficios en otras áreas.

Así que ya lo sabes, ¡no dejes que tu smartphone te controle!

Empieza hoy mismo tu detox digital y disfruta más de tu tiempo en vivo y a todo color.

Kristel Mauricio

enero 8th, 2019

No comments

Comments are closed.