Entretenimiento

5 hábitos que son tóxicos y que no siempre reconocemos

5 hábitos que son tóxicos y que no siempre reconocemos

Los detalles pueden resultar una gran diferencia, y más cuando se trata de relaciones. Esto incluye ciertos hábitos que pensamos que no hacen ningún daño. Lo cierto es que, al identificarlos a tiempo, podemos sustituirlos por conductas más saludables en función de la relación y de nosotros mismos.

1. Hacer todos juntos

Bien, es lógico tener actividades que hacer como pareja porque ayudan a fortalecer la relación, pero hacer todo, todo el tiempo juntos es peligroso.

Cada quien debe tener espacio para desarrollar sus pasatiempos y gustos personales.

2. Comunicarse constantemente

Está más que claro que la comunicación es el pilar de una buena relación. Sin embargo, eso no quiere decir que debas escribir o llamar constantemente a tu pareja. ¿La razón? En primer lugar, no es sano y, por otro lado, es una señal de inseguridad que debes atender inmediatamente.

3. Decirle que es «tu todo»

Estas palabras pueden sonarnos dulces, pero hay que tener cuidado con el verdadero significado. Decirle al otro que es «tu todo» realmente resta valor a lo que eres como persona.

4. Disfrazar las palabras

Herimos más cuando no somos suficientemente claros con lo que queremos decir. Endulzar las palabras o adornarlas por pensar que así lastimaremos menos a nuestra pareja es una conducta sumamente tóxica y agotadora. Esto no quiere decir que no tengamos control, pero debe prevalecer la honestidad.

5. Pensar que todas tus emociones tienen validez

Esto no quiere decir que debas sentirte culpable por tus sentimientos, más bien es saludable que no los reprimamos. Por otro lado, es cierto que existen reacciones exageradas que debes aprender a manejar y controlar como la persona adulta que eres.

Los síntomas físicos de las relaciones tóxicas

Cuando el amor no es buena idea, y la relación no provoca efectos beneficiosos en la salud física y emocional de las personas, hablamos de que se trata de una relación tóxica. Exceso de celos, manipulación, abusos son algunas de las características de este tipo de relaciones. Pero esto no queda sólo aquí, pues vivir una relación de este tipo, a la larga, tiene sus consecuencias físicas. El cuerpo reacciona a su manera, y comienza a expresarlo por medio de fallas y enfermedades.

Estos son algunos de los peligros que una relación obsesiva o tóxica puede causarle a tu salud:

Aumento de la presión arterial

La exposición permanente a situaciones de estrés provoca que el cuerpo produzca la hormona cortisol, que combinada con el rápido latido de corazón, condiciona el avance de la presión arterial.

Reducción del sistema inmunológico
El estrés crónico que se vive en una relación tóxica pone al cuerpo en el borde de la enfermedad constantemente. Esto provoca que el sistema inmunológico se encuentre en estado de alerta todo el tiempo, y cuando se reprime, deja al organismo vulnerable a resfríos, enfermedades y virus.

Dolores de cabeza
Después de una discusión, puede experimentarse dolor de cabeza, pero cuando los problemas no se resuelven, el subconsciente continúa tratando de resolver las cosas. Este esfuerzo para encontrar una solución provoca dolores de cabeza crónicos.

Colesterol alto
Vivir una relación tóxica puede hacer que las personas tengan hábitos alimenticios poco saludables, y muchas caen en esto para negar una mala relación.

Depresión
Las consecuencias anteriormente descriptas pueden desembocar en una depresión clínica. Es importante tener cuidado en el estado emocional, si ya no disfrutas de las tareas y actividades que antes te satisfacían, es momento de hablar con un especialista.

Insomnio
El estar estresada trae aparejado la falta de sueño. Es porque el cerebro no puede desprenderse de los problemas en la noche. En las relaciones tóxicas, el sueño es una de las primeras cosas claramente perturbadas.

Aumento de peso

El aumento de peso está relacionado con el colesterol alto, debido a que en una relación de este tipo, el consuelo se encuentra comiendo, lo que llevará a un aumento de peso.

Ansiedad
En este tipo de relaciones abunda la ansiedad generalizada y ansiedad social, también ataques de pánico, fobias u otros problemas relacionados con la ansiedad.

Problemas de salud mental
La hostilidad constante en la relación produce impactos negativos en la salud mental, como la codependencia y trastornos de la personalidad.

Problemas de corazón
Colesterol alto, presión arterial alta y aumento de peso no pueden desembocar en otra cosa que no sean problemas en el corazón. Además, a las personas que viven una relación tóxica se les conoce el síndrome de corazón roto, con síntomas parecidos a los de un ataque al corazón.

Kristel Mauricio

noviembre 13th, 2017

No comments

Comments are closed.