Entretenimiento

6 Cosas que nunca deberías dejar de pedir en tu relación

6 Cosas que nunca deberías dejar de pedir en tu relación

Las relaciones son un dar y tomar. Das tu tiempo, pensamientos, cariño, cuidado y amor a tu pareja -y esperas recibir lo mismo a cambio.

Pero las personas somos diferentes unas a otras. Algunos de nosotros damos más, mientras otros dan menos. Algunos esperan recibir más, mientras que otros se conforman recibiendo menos de lo que dan.

A veces, lo que estamos dispuestos a dar y recibir no se parece en nada a lo que nuestra pareja está dispuesto a dar y recibir. Y cuando esto pasa, la relación se llena de discusiones, conflictos y más lágrimas que sonrisas.

Por eso la comunicación es la clave. Necesitas mantener una diálogo fluido con la persona que amas. Necesitáis querer aprender más uno del otro, intentando entenderos para hacer los ajustes necesarios para que vuestra relación vaya bien. Esto puede sonarte agotador, pero si estás con la persona correcta no deberías sentirte así.

No esperes a que tu pareja te lea la mente. No debes suponer que tu pareja está en sintonía con tus deseos y necesidades y sabe todo lo que quieres y esperas a cada momento. Él/Ella también tiene su vida y sus cosas por las que preocuparse. Habla con tu pareja y coméntale qué necesitas. Eso os facilitará la vida a ambos.

Resulta gracioso. Si todos aprendiéramos a expresar con buenas palabras lo que necesitamos seríamos mucho más felices. ¡Cuántas relaciones han fracasado porque ninguno de los dos sabía cómo pedir lo que necesitaba! La gente tiene demasiado miedo a pedir porque piensan que no deberían hacerlo.

Y eso está fatal! No sólo deberías pedir, necesitas pedir. De hecho, hay algunas cosas que nunca deberías dejar de pedir en tu relación. Aquí hay algunas:

1. Consideración

Estar en una relación con alguien significa que eres tenido en cuenta, que tus ideas son escuchadas y tu opinión considerada. Claro que podéis tomar decisiones por vuestra cuenta para hacer las cosas más eficientes, pero debes formar parte de las decisiones importantes.

No tengas miedo de que tu pareja sepa que deseas ser una parte más importante del proceso de toma de decisiones.

2. Tiempo

Todo el mundo tiene objetivos y pasiones que perseguir fuera de su relación. Encontrar el equilibrio perfecto entre la vida laboral y el amor es la única manera de alcanzar la felicidad.

Si no recibes el tiempo suficiente de la persona que amas, permítele saberlo. Obviamente díselo de buena manera, teniendo en cuenta sus sueños y objetivos laborales, pero haciéndole saber que hay cosas que se pasan de la raya -si fuera el caso-.

La gente piensa que el amor dura para siempre, pero nada más lejos de la realidad. Si te permites estar demasiado tiempo alejada de tu pareja, habrá un día que el espacio que os separe será para siempre.

3. Presencia

La única cosa peor que tener una pareja que nunca está, es una que está físicamente pero no emocionalmente.

Sentir que tu pareja no está, cuando realmente sí está duele como el infierno. Por fin tenéis tiempo para estar juntos, pero estáis más alejados que nunca. No siempre es fácil dejar de lado toda la basura que pasa en nuestras vidas, pero te mereces algo más que un cuerpo andante por casa que no siente ni padece.

Pregúntale a qué horas podréis tener un rato para estar juntos e intentar exprimir esos momentos para vosotros dos. No te limites a hacerlo sólo por ti, hazlo también por la persona que amas.

4. Empatía

Probablemente pienses que deberíamos ser capaces de empatizar con la persona que amamos. Y se nos da bien hacerlo…hasta que la vida se interpone en el camino.

Al final del día somos seres egocéntricos. Vivimos la vida a través de nuestros propios ojos y los de nadie más. Sin embargo, estar en pareja significa que tenemos que hacer todo lo posible por ponernos en el lugar de la persona que amamos.

La empatía es el canal por donde el amor fluye. Es la forma en que nuestras almas se comunican, la conexión que permite esa chispa que lo empieza todo. Además es algo que tenemos que trabajar en otros ámbitos de nuestra vida, una habilidad social que nos ayudará cuando la vida se complique con sus pequeños líos.

Recuérdale a la persona que amas que siempre va a necesitar intentar entender cómo te sientes.

5. Novedad

Las relaciones empiezan a desmoronarse en el momento en que nos conformamos con las cosas tal y como están. Esto no significa que no debas ser feliz con cómo son las cosas ahora, pero siempre deberías ir más allá a por más. Deberías buscar seguir experimentando más cosas nuevas juntos.

¿Cuál es el objetivo de tu relación? Si es casarte, tener hijos y envejecer juntos, tu relación va a fallar. Los grandes objetivos son muy importantes, pero más importantes son las pequeñas metas que podemos crear a diario.

La pasión se nutre de la novedad. La comodidad es la que la mata. Si tu relación está empezando a ser un poco sosa no temas pedirle un poco de picante a tu pareja para condimentarla.

6. Esfuerzo

La gente no es perfecta. Ni tú ni tu pareja lo sois. Cometemos errores. Perdemos el contacto con nosotros mismos, lo que nos lleva a perder el contacto con la relación. Pasamos gran parte de nuestra vida perdiéndonos y encontrándonos de nuevo. ¿Por qué piensas que va a ser diferente en tu relación?

Esto no va sobre lo perdidas que parecen estar las cosas en tu vida. Esto va sobre cuánto esfuerzo estáis haciendo para mantener vivo vuestro amor. Si no crees que tu pareja esté haciendo ningún esfuerzo, díselo.

Sé razonable mostrando tu opinión, y estaros dispuestos a comprometeros de verdad. Ayúdale a entender a tu pareja que sin esfuerzo realmente no hay ninguna razón para seguir siendo parte de la vida del otro.

El amor no sólo se trata de dar y recibir. El amor necesita ser trabajado, construido, fortalecido y protegido. Y al igual que una flor, regado casi a diario.

Kristel Mauricio

agosto 3rd, 2020

No comments

Comments are closed.