Entretenimiento

6 mitos sobre los perros que siempre creímos ciertos

6 mitos sobre los perros que siempre creímos ciertos

Los perros comen pasto cuando están enfermos

Un mito común afirma que los canes se alimentan voluntariamente de pasto para provocarse el vómito cuando están enfermos. A pesar de que algunos veterinarios aseguran que se trata de una especie de purgante que ayuda a mantener en orden el sistema digestivo, la realidad es que tal no es una conducta consistente y muchos perros incluyen pasto en su dieta únicamente porque les gusta.

Siete años perrunos son uno humano

¿Cuántos años tiene tu perro en términos humanos? La idea de que es posible saber la “edad humana” de tu mascota es uno de los mitos más comunes sobre los canes. En realidad, se trata de una comparación sinsentido, pues ambas especies se desarrollan en tiempos y formas completamente distintos: mientras un perro alcanza la madurez apenas al primer año de vida convirtiéndose en adulto, un humano requiere de aproximadamente 18 años para alcanzar tal edad biológica.

Huelen el miedo

El mito canino por antonomasia. Creer que los perros tienen la capacidad para oler el miedo humano es ampliamente aceptado, pero eso no quiere decir que sea cierto. Esta falsa idea se basa en el prodigioso sentido del olfato canino, especialmente sensible a ciertos aromas; sin embargo, no existe una sola evidencia científica para creer que nuestro organismo emite alguna sustancia cada vez que sentimos miedo (ni siquiera está comprobada la existencia de las feromonas humanas)

Mueve la cola por felicidad

https://media.giphy.com/media/pqeZ2oFkaXEMU/giphy.gif

Para muchos, no hay mejor indicativo de la alegría y vitalidad de su mascota que el rápido movimiento de su cola. Es habitual que los perros la agiten vigorosamente ante un estímulo mayor, como la llegada de sus dueños o la emoción por salir a dar un paseo; sin embargo, esta agitación no siempre corresponde. En momentos de tensión extrema o en defensa propia algunos canes también agitan la cola por el estrés de la situación.

Algunas razas traban su mandíbula al morder

https://media.giphy.com/media/RbkNwGcAcpmda/giphy.gif

¿Alguna vez has escuchado que los dobermann o pit bull son más agresivos que los demás porque “traban” su mandíbula cuando muerden? Se trata de un mito que carece de aplicación alguna en la realidad: a pesar de sus diferencias, las mandíbulas caninas están diseñadas para abrir y cerrar continuamente, ejercer presión específica ( lo mismo para destazar carne, sujetar una presa o cargar a sus cachorros) y no tiene por qué “trabarse”. Esta visión equivocada es producto de la desinformación y mala crianza de razas populares que, lamentablemente, son explotadas con los fines más bajos (como peleas de perros) o educadas en un ambiente violento.

Sólo ven a blanco y negro

Por siglos, se creyó que los perros tenían una pobre visión y percibían el mundo únicamente en blanco y negro; no obstante, hoy sabemos que a pesar de no tener una vista privilegiada, son capaces de distinguir algunas tonalidades cromáticas. La posibilidad de ver cada color del espectro electromagnético según su longitud de onda está dada por los conos, células sensibles a la luz cuyo desarrollo varía según la especie. En el caso de los perros, éstos cuentan únicamente con dos tipos de conos y perciben con especial nitidez tonalidades azules, amarillas y verdes, no así con el rosa o naranja.

Kristel Mauricio

octubre 11th, 2017

No comments

Comments are closed.