Entretenimiento

8 consejos para ser inolvidable después de la primera cita

8 consejos para ser inolvidable después de la primera cita

Todos los seres humanos tenemos miedos: tememos al rechazo, a no obtener lo que deseamos, a ver nuestros planes caer. El temor es, al final del día, uno de los motores que nos mueven y hacen actuar; si no fuera por él, pasaríamos sin cuidado por cientos de circunstancias diarias que exigen nuestra previsión. Sin embargo, dejar que sea éste el que gobierne nuestras vidas, puede causarnos problemas innecesarios.

Los nervios de la primera cita son intensos; un incómodo cosquilleo se apodera de nosotros, el corazón bombardea y la mente da vueltas inquietante. Nuestro cuerpo expide sudoración desde cualquier sitio donde tenga oportunidad; nuestros gestos y palabras se entorpecen. Sin embargo, presentarnos como personas temerosas e inseguras incomoda o, inclusive, repele al otro.

Si nuestra intención es pasar un momento agradable y realmente tenemos un interés especial en conocer a alguien, podemos seguir algunos consejos avalados por la ciencia para dejar una huella indeleble en el otro:

8. Refleja bienestar

Al tener una actitud positiva, afable y ligera, la percepción de los demás se transforma. La empatía es un punto capital para una buena comunicación. Así quedó demostrado por una investigación que se hizo a 2 mil 157 estudiantes estadounidenses, donde no fue la apariencia de las mujeres que se les presentaron lo que condicionó su preferencia, sino su personalidad positiva.

Hay un dicho célebre que afirma que “se necesitan cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreír”. Una sonrisa puede crear un puente de confianza entre dos personas, pues como lo avalan los especialistas, el rostro es el reflejo de las emociones.

7. Habla de ello con alguien

Una manera de trascender las emociones es compartiéndolas. Si tienes dudas o los nervios están a punto de hacerte explotar, contárselo a alguien podría ser la mejor manera de calmar tu ansiedad.

Naturalmente, debes elegir a alguna amiga que te conozca y sepa cómo actúas bajo distintas circunstancias para contarle lo que sientes; ella podrá tranquilizarte hasta que te des cuenta de que, tal vez, tu miedo es irracional.

6. Contacto directo

La necesidad de ser escuchados es fundamental, pero el hablar sólo de nosotros mismos puede resultar contraproducente. Un estudio de la Universidad de Michigan demostró que las parejas que se permitían dialogar de manera equitativa podían superar sus problemas y tenían más posibilidades de continuar con una relación estable y duradera.

Aunado a esto, una mirada distraída también puede ser tomado como señal de desinterés; hacer contacto visual con el otro es vital para generar empatía. La Universidad de Harvard también ha respaldado esta teoría, dando a conocer que la duración y la calidad de una relación es directamente proporcional a la comunicación que exista en ella.

5. Busca trascender lo cotidiano

Mostrar nuestra vulnerabilidad no es sinónimo de vernos endebles y torpes; al contrario, es una oportunidad para establecer una conexión mucho más profunda, libre de superficialidades y poses. Revelarle al otro episodios vergonzosos de nuestra vida –según un experimento realizado por la Universidad de Harvard– trae más beneficios que ocultar información personal. Esto último causa desconfianza, mientras que ponerla al descubierto fortalece los lazos.

Probablemente no serás un libro abierto si es la primera vez que quedas con alguien, pero mostrarle algunos episodios chuscos de tu vida pueden lograr en el otro más apertura y facilidad para construir cimientos emocionales.

4. “Por favor” y “gracias”

La gratitud no es sólo una muestra de educación, también habla sobre una personalidad libre de pretensiones y pedantería. Según un reporte dado a conocer por el departamento de Psicología de la Universidad de Carolina del Norte, decir “gracias” causa confianza en la otra persona; además ayuda a fortalecer cualquier relación y abona a una conexión más profunda.

Es claro que no será sólo con quienes pretendemos una relación amorosa con quienes seremos educados. No se trata de ser de una manera y fingir sólo por conseguir nuestros intereses. La gratitud es una actitud que trae más beneficios a quien lo practica que a quien es dirigida.

3. Bebidas calientes

Aunque a primera vista parece un aspecto trivial, un estudio llevado a cabo por un psicólogo y profesor de la Universidad de Yale demostró que el comportamiento está directamente relacionado con nuestra temperatura corporal.

Es decir, la calidez o frialdad térmica influyen en la percepción que tenemos de la otra persona. A primera vista, podrían saltar a la cabeza algunas copas de vino como la mejor opción para adquirir calor y es verdad, funciona. Sin embargo, evitar el estado etílico en tu primera cita, podrá hacer de esa experiencia algo más significativo y menos accidentado.

2. Siéntete cómoda

La Universidad de Washington ha revelado que una alta autoestima trae consigo una mejor impresión en la primera cita.

No es necesario un maquillaje sobrecargado o improvisar outfis extrovertidos para sentir que lo estamos logrando. Un atuendo acorde a la ocasión y, sobre todo, cómodo, podrá hacerte lucir mucho más segura y preparada.

1. Contacto físico

Sin caer en manoseos incómodos, el contacto físico es importante para hacerle saber al otro nuestro interés. Esto también puede derribar los miedos e inseguridades propios de un primer encuentro, para que la química empiece a correr con más celeridad.

Los halagos también pueden ser un plus en la primer cita, estos ayudarán a afianzar la dinámica de coqueteo. Sin caer en un franco acoso, exaltar las virtudes y cualidades de la otra persona ayudan a que ésta se sienta cómoda e interesada en crear un vínculo.

Kristel Mauricio

mayo 2nd, 2017

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.