Espectaculos

Bruno Mars gana el Grammy a mejor canción del año por “That’s What I Like” –

Bruno Mars gana el Grammy a mejor canción del año por “That’s What I Like” –

La 60 edición de los Gramm destaca por la entrega de varios premios póstumos, entre estos a la actriz Carrie Fisher, al cantante Leonard Cohen y al ingeniero Tom Coyne. El evento será transmitido en vivo a partir de la 19:30 horas.

Nueva York, 28 de enero (AP/La Opinión).- Bruno Mars y Kendrick Lamar llegan a la ceremonia de los Grammy con tres premios cada uno, perfilándose como favoritos en las categorías de álbum del año y grabación del año.

Mars ganó los premios al mejor álbum de R&B, mejor interpretación de R&B y mejor canción de R&B en la llamada Premiere de los Grammy el domingo en Nueva York. Lamar se llevó los de mejor álbum de rap, mejor interpretación de rap y mejor video musical.

También se repartieron varios premios póstumos, a la actriz Carrie Fisher, el cantante Leonard Cohen y el ingeniero Tom Coyne, quien trabajó en el álbum “24K Magic” de Mars.

Jason Isbell, Justin Hurwitz, CeCe Winans y Chris Stapleton estuvieron entre quienes recibieron dos galardones.

“Esto es increíble”, dijo Stapleton en el escenario.

Los Rolling Stones obtuvieron el tercer Grammy de su Carrera, a mejor álbum de blues tradicional por “Blue & Lonesome”, mientras que Ed Sheeran ganó mejor álbum pop vocal.

Lin-Manuel Miranda, Little Big Town, Reba McEntire, LCD Soundsystem, Portugal the Man y Shakira también estuvieron entre los primeros ganadores. Benj Pasek y Justin Paul, ambos galardonados con premios Oscar y Tony, se alzaron con el Grammy al mejor álbum de teatro musical por “Dear Evan Hansen”, que compartieron con el ganador del Tony Ben Platt.

Lamar superó a Jay-Z en las tres categorías que ganó. Cualquiera de estos artistas haría historia como el primer rapero e ganar el Grammy premio la grabación del año y el tercero en ganar álbum del año. Y los Grammy están casi garantizando que este año será de cualquier modo histórico: cuatro de los cinco nominados a álbum del año tienen bases de rap y R&B y son de artistas negros o latinos. Los otros grandes premios de la noche, canción y grabación del año, también se disputarán entre astros del hip hop, el R&B y la música latina.

El megaéxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee, en su versión remix con Justin Bieber, es apenas el segundo tema (mayormente) en español postulado a estos dos galardones, justo 30 años después de “La bamba” de Ritchie Valens, interpretada por Los Lobos. De ganar cualquiera de estos premios, sería la primera en lograrlo. (También estaba nominada a mejor interpretación pop de un dúo o grupo, pero este premio fue para Portugal. The Man por “Feel It Still”).

El año pasado la Academia de la Grabación fue ampliamente criticada cuando Adele ganó álbum del año y no Beyonce. “Lemonade” era considerado el álbum que movió al mercado y dominó la cultura pop de maneras diferentes que las colosales ventas de Adele. Los críticos sintieron que la Academia no logró reconocer los elementos creativos y artísticos de una producción con bases de R&B, del mismo modo en que ha ignorado obras de Kanye West, Eminem y Mariah Carey a lo largo de los años y favorecido a artistas de rock, música country y jazz.

Jay-Z llega a la ceremonia del domingo con el mayor número de nominaciones, ocho, incluyendo a álbum del año por su revelador “4:44”, canción del año por el tema homónimo y grabación del año por “The Story of O.J.” Bruno Mars también se mide por los tres premios principales, y tanto Kendrick Lamar como Childish Gambino están postulados a álbum del año.

“Lo que vemos en las nominaciones es un reflejo de la votación de los miembros de la Academia. Hay que recordar que este es un premio de los colegas y es único en ese sentido. No se trata de ventas ni de listas de popularidad o votos de los fans; los jueces son los profesionales de la industria”, dijo el director ejecutivo de la Academia de la Grabación, Neil Portnow, en una entrevista con The Associated Press. “Así que cuando ves el trabajo que se ha hecho _ y Jay es un ejemplo _ y ves ese nivel de excelencia, tenemos unos miembros votantes muy sofisticados que son capaces de reconocerlo. Y así queremos que sea”.

Sin embargo, el aclamado por la crítica segundo álbum de Lorde, “Melodrama”, también tiene grandes posibilidades en la categoría de álbum del año. Y Julia Michaels, una talentosa compositora que ha escrito éxitos para Bieber y Selena Gómez, está nominada a canción del año por su sencillo “Issues”.

Lamar inaugurará el espectáculo de más de tres horas, que se transmitirá en vivo por CBS a partir de las 19:30 horas hora del este (0030 GMT del lunes), con una actuación que incluirá a U2 y Dave Chappelle.

“La actuación de Kendrick será, creo, como nada de lo que se ha hecho hasta ahora en los Grammy”, dijo James Corden, quien regresa como anfitrión por segundo año consecutivo. “Es increíble y de hecho nos hizo repensar todo lo que íbamos a hacer para el show”.

Fonsi y Yankee también se subirán al escenario del Madison Square Garden para interpretar el megaéxito “Despacito” en vivo, acompañados por la ex Miss Universo puertorriqueña Zuleyka Rivera, la protagonista de su video _ el más visto en la historia de YouTube. Asimismo, actuarán Mars con Cardi B, Lady Gaga, Pink, Gambino, Emmylou Harris y Chris Stapleton, Elton John y Miley Cyrus, Sam Smith, Little Big Town, Rihanna con DJ Khaled y Bryson Tiller, Sting y SZA, este año la mujer más nominada, con cinco menciones.

La velada también incluirá algunos momentos serios. A principios de esta semana, ejecutivos clave de la música llamaron a los artistas y empleados a llevar una rosa blanca a los Grammy en apoyo de Time’s Up y #MeToo, los movimientos contra la violencia sexual. Las cantantes Halsey y Dua Lipa, así como la rapera nominada al Grammy Rapsody, estuvieron entre los primeros en decir que llevarían rosas blancas.

Kesha, quien consiguió su primer par de nominaciones al Grammy por un álbum en el que reflexiona sobre su batalla con su ex productor y mentor Dr. Luke, honrará a víctimas de abuso durante su actuación. Maren Morris, Eric Church y Brothers Osborne, quienes cantaron en el festival de música Route 91 Harvest en Las Vegas cuando un hombre armado abrió fuego hacia el público, matando a 58 asistentes e hiriendo a cientos más, rendirá homenaje a las víctimas de la violencia armada en eventos musicales el último año. Patti LuPone y Ben Platt rendirán tributo a Broadway al volver los Grammy a Nueva York luego de 15 años para su 60mo aniversario.

Pronto calentarán el escenario del Madison Square Garden, pero primero calentaron la alfombra roja.

Daddy Yankee, Zuleyka Rivera y Luis Fonsi se juntaron previo a la entrega de los premios Grammy, en la que encenderán la ceremonia interpretando el tema “Despacito”.

“Boricuas in the house”, escribió Fonsi en su cuenta de Instagram con la foto que recoge el junte.

El trío promete hacer historia pues presentarán un tema en español en esta premiación a lo mejor de la música anglosajona y en la que “Despacito” aspira a tres estatuillas.

xxx arrives at the 60th annual Grammy Awards at Madison Square Garden on Sunday, Jan. 28, 2018, in New York. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Estrellas que incluyeron a Lady Gaga, Miley Cyrus y Ne-Yo portaron rosas blancas el domingo en la alfombra roja de los premios Grammy, en una muestra de solidaridad con los movimientos Time’s Up y #MeToo contra la violencia sexual.

Gaga lució un traje con corpiño y leggings de encaje negro, una amplia falda con gran cola del mismo color y el pelo recogido en una trenza con una cinta negra. Llevaba sus emblemáticos zapatos de enorme plataforma: esta vez, botas negras.

Ne-Yo llevaba un saco de terciopelo color mostaza y sombrero negro que complementó con una enorme rosa blanca. Ciryus iba con un entallado traje de pantalón negro con un adorno de cintas y estola sobre los hombros así como tacones transparentes, su único complemento fue una rosa de tamaño natural con todo y tallo que olió coquetamente.

Rick Ross llevó un abrigo de piel negro sobre su esmoquin del mismo color, y unos lentes de sol con montura dorada.

El rapero K. Flay, en un esmoquin con chaqueta negra, optó por llevar un pin de Time’s Up en lugar de una flor pero apuntó que todos estos símbolos son expresiones importantes de solidaridad con las mujeres. La compositora Diane Warren, 15 veces nominada, vistió de blanco y negro y eligió su propio símbolo: guantes blancos con la palabra “Girl” escrita en uno y “Power” en otro. “No quise llevar la rosa. Soy una rebelde”, dijo.

El dúo The Secret Sisters, que llevó las rosas más grandes, señaló que es hora de que la industria de la música dé un paso adelante y reconozca mejor la violencia sexual.

Quizás fue la vibra neoyorquina — los Grammy no se celebraban en Nueva York desde hace 15 años — lo que llevó a un desfile de hombres a optar por los esmoquin y trajes tradicionales. O quizás el negro, incluyendo algunos diseños brillantes, fue un vestigio de la muestra de solidaridad a las sobrevivientes de acoso y abuso sexual en la reciente entrega de los premios SAG, del Sindicato de Actores de la Pantalla.

Luis Fonsi llegó en un esmoquin negro con chaleco brillante, mientras que Daddy Yankee optó por un look más deportivo, con un traje de dos piezas azul oscuro y camiseta blanca. El cantautor cubano Alex Cuba, con una rosa blanca en la solapa, lució un traje púrpura con corbata del mismo color y camisa blanca, y el rockero colombiano Juanes un esmoquin con camiseta negros.

La ex Miss Universo Zuleyka Rivera, protagonista del video de “Despacito”, llegó a la alfombra roja con una rosa blanca en la mano y un vestido de tiras de cristales, con grandes transparencias en las piernas y el torso, que daba un efecto minimalista a su estilo. Durante la ceremonia Rivera bailó en el escenario mientras Fonsi y Yankee interpretaban su éxito mundial.

Muchas mujeres llegaron de negro, en trajes tanto atrevidos como elegantes. La estrella country Reba McEntire fue una de ellas en un vestido tachonado sin mangas de Jovani con adornos plateados, y una rosa blanca en su lugar como un recordatorio para todo el mundo de que debemos “tratar a los otros como queremos que nos traten. Es la regla de oro”.

La cantante mexicana Aida Cuevas lució un traje charro negro con bordados de hilo plateado y dorado, mientras que su compatriota Natalia Lafourcade llevaba un vestido del mismo color con transparencias en las mangas y falda.

Joy Villa, siempre provocativa en la alfombra roja, hizo una declaración el año pasado en un vestido con un mensaje a favor del presidente Donald Trump. Este año lució un vestido blanco con el dibujo de un útero de arcoíris con un feto a un lado y llevó una cartera en la que decía “Choose Life” (Elige la vida). También llevó una gran corona en la cabeza.

El trío country Midland — Mark Wystrach, Cameron Duddy y Jess Carson — lucieron grandes sombreros vaqueros, uno de ellos con una colorida pluma que hacía juego con la chaqueta de uno de ellos.

BRUNO MARS GANA EL GRAMMY A MEJOR CANCIÓN DEL AÑO

“That’s What I Like”, un tema interpretado por Bruno Mars, ganó hoy el Grammy a la mejor canción del año, que premia a los compositores.

El tema está compuesto por el mismo Bruno Mars, además de Philip Lawrence, Christopher Brody Brown, James Fauntleroy, Ray Charles McCullough II, Jeremy Reeves, Ray Romulus y Jonathan Yip.

Mars subió al escenario para recibir el premio acompañado por todo su equipo de compositores, a los que dijo conocía “desde hace más de una década”.

“Es la primera vez que venimos todos juntos a recoger un premio”, agregó el intérprete, y calificó como un “honor” compartir el galardón con sus “hermanos”.

En la categoría había cinco nominados, entre ellos el “remix” de “Despacito” interpretado por Luis Fonsi y Daddy Yankee y la colaboración de Justin Bieber.

También estaban nominados “4:44”, interpretado por el rapero Jay-Z; “Issues”, interpretado por Julia Michaels, y “1-800-273-8255”, interpretado por Logic con Alessia Cara y Khalid.

El anuncio de los premiados fue hecho durante la gala de los Grammy convocada esta noche en el Madison Square Garden de Nueva York, ciudad a la que llegó este año la ceremonia después de quince años de ausencia, coincidiendo con el 60 aniversario.

El tema interpretado por Bruno Mars estaba considerado como uno de los candidatos con más posibilidades de ganar, aunque los críticos habían apuntado el hecho de que la Academia de Grabación no suele premiar a un número tan alto de compositores.

Por eso también figuraba como candidato favorito el tema “4:44” de Jay-Z, lo que le iba a permitir hacer historia por convertirse en el primer rapero que gana la canción del año de los Grammy.

Kristel Mauricio

enero 29th, 2018

No comments

Comments are closed.