Entretenimiento

Cosas que el amor a distancia te enseña más que cualquier otra relación

Cosas que el amor a distancia te enseña más que cualquier otra relación

Asumámoslo, nadie apuesta por las relaciones a larga distancia.

Increíblemente en un mundo en que la conectividad reduce los kilómetros y fronteras haciendo que estemos mucho más conectados, las personas no creen que en un amor de distancia puede tener éxito en un mundo tan acelerado.

Además de lidiar con un sinfín de prejuicios externos, deberán luchar por equilibrar vidas en horarios distintos y hacer crecer de una u otra manera el amor que sienten.

Las parejas que deciden aceptar todos estos retos son mucho más valientes, pues saben que el amor va más allá del contacto físico y están dispuesto a trabajar juntos antes de decidir el camino fácil: terminar la relación.

• Desde un emoticón de buenas noches a largos textos un domingo por la tarde, la comunicación en cualquier relación lo es todo.

• Si tu corazón salta cuando lo ves, vale totalmente la pena cada centavo puesto en los pasajes y lo que trabajaste para lograrlo. El mejor dinero gastado es en los momentos que te hacen feliz.

• La vida real improvisa constantemente, por lo que si una cita virtual se cancela, siempre se puede volver a organizar.

• Te das cuenta de que no tienes que “estar ahí” para estar compartiendo un momento. Siempre hay que buscar la manera de estar presente en los momentos que importan.

• Cuando vuelven a estar juntos, cada minuto se convierte en algo especial y único. Valoras cada momento y atesoras los recuerdos.

• La organización muchas veces es clave, pues quieren aprovechar cada minuto y no desperdiciarlos.

• Te vuelves mucho más independiente y aprendes a confiar más ambos saben que la vida de cada uno sigue, están siempre en la mente y el corazón del otro. Los dos saben que vale la pena.

• Pierdes el miedo al ridículo y te vuelves más romántico. Salir corriendo a abrazarlo en el aeropuerto puede ser una de las escenas románticas que no todos podrán decir que vivieron.

• El contacto físico que la gente da por sentado, lo valoras mucho más que antes. Dar la mano, abrazar y hasta sentir el roce de la piel se vuelven cosas impagables.

• Debido a que muchas veces solo tienen las palabras, desarrollas tu habilidad verbal y aprender a decir exactamente lo que quieres decir o lo que las personas necesitan escuchar

• Aprender a escuchar más que antes. Tu empatía seguramente aumentará.

• La mejor lección, aprendes que puedes encontrar tu hogar en una persona y no en una dirección.
Y si bien, las relaciones a distancia son unas de las más difíciles de todas, pueden ser sin duda las más hermosas. Cuando se tiene la certeza de estar con la persona indicada, los kilómetros se vuelven centímetros.
Aprendan uno del otro, hasta que llegue el maravilloso día de estar los dos juntos y compartir el mismo código postal.

Kristel Mauricio

marzo 8th, 2017

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.