Fiesta de Toros

“Disfruto el rejoneo como espectador: Gastón” –

“Disfruto el rejoneo como espectador: Gastón” –

Y comenta sobre su cargo en la Asociación de Caballos Lusitanos.

En el mundo ecuestre hablar de Gastón Santos es sinónimo de pasión y entrega, al campo y a los propios caballos. Y es que, en San Luis Potosí no hay persona que no conozca el apellido Santos, tan ligado a la política, como a los toros, desde principios del siglo pasado.

Don Gonzalo N. Santos llegó a ser gobernador del estado en los años 40, y su hijo Gastón Santos Pue, uno de los mejores y más reconocidos rejoneadores mexicanos a partir de los años 60, hasta su retiro definitivo en los 80.

De él se recuerdan no sólo sus aventuras en la pantalla grande del cine cuando, montando a “Rayo de Plata”, se imponía el bien sobre el mal y de que, en su vida profesional en el rejoneo alternó con las grandes figuras del rejoneo portugués y español, en ruedos de América y Europa, así como que es hasta la actualidad, uno de los más famosos criadores de caballos lusitanos en el mundo.

“Mi papá es de los criadores de lusitanos más antiguos, fue socio fundador en Portugal de la Asociación de Caballos Lusitanos, y en México fundó su criadero en 1952, esto quiere decir que somos los criadores más antiguos en América de caballos lusitanos”, expresó Gastón Santos Ward, heredero de la tradición y uno de los más importantes rejoneadores contemporáneos de finales de siglo en México.

Con el ADN de la pasión por el campo y los caballos que corre por sus venas, Gastón hijo no sólo rindió buenas cuentas a su padre en el “Arte de Marialva”, sino que, como su abuelo, también incursionó en la política como delegado federal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) durante tres años y medio de gestión, en la actual administración del doctor Juan Manuel Carreras, en San Luis Potosí.

Pero hoy, una vez concluida la gestión por disposiciones del nuevo gobierno federal, Gastón Santos Ward vuelve a la vida del campo y de los caballos, en una nueva etapa que espera sea igual de exitosa como lo han sido sus años desde estudiante en el Texas A&M, de donde se graduó como Ingeniero agrónomo zootecnista, donde también perteneció al cuerpo de cadetes de la universidad.

“Recientemente fui nombrado presidente de la Asociación de Caballos Lusitanos de México y estamos promocionando el caballo lusitano que es el caballo de rejoneo y el caballo que sirve realmente para todo.

“Junto con un grupo nuevo de jóvenes que están involucrados en el tema de caballos y el tema taurino, estamos impulsando el tema de los caballos y entre ellos están acompañándome en esta nueva labor, Lorena Morales, Daniela Fernández y Alejandro Hank Amaya.

“Finalmente aunque no esté en activo en el tema taurino siempre sigo con el cariño de impulsar a las nuevas generaciones al tema del amor por el campo –que lo viví como delegado de Sagarpa– y al amor por los toros, en eso andamos ahora”, expresó Santos.

Al hablar de los caballos, Gastón lo hace refiriéndose al que fue su compañero de vida durante 17 años.

“A diferencia de mis colegas, primero me gradué en una carrera profesional y luego le dediqué 17 años de mi carrera como rejoneador al caballo. Tres años fueron como monje, por el tiempo que te lleva el entrenamiento que debe de tener un torero en su fase de amador (novillero) antes de debutar en una plaza de toros y luego fueron 14 años en activo”, agregó.

Hoy, alejado de la rutina de entrenar a diario casi 12 horas del día con todos los caballos de la que fue su cuadra, para tenerlos listos y que lucieran a la perfección en esos 10 o 12 minutos de la lidia, sin la presión de cómo llegarían de los extenuantes viajes, además de la que suponía estar delante de la cara del toro, Gastón disfruta el rejoneo desde la barrera.

“Siempre se extraña, una cosa muy difícil que vive cualquier profesional, sobre todo en el toreo, es el dejar de torear.

“La verdad yo disfruto mucho de poder ir a ver a los rejoneadores como espectador y no tener la presión de torear, finalmente estoy en una etapa de la vida donde estoy pudiendo disfrutar lo que no disfruté quizá como torero, por estar metido tantas horas entrenando”, señaló.

Lo que vive ahora Santos Ward es diferente.

“Junto con los miembros de la asociación estamos viendo dónde va a ser la sede de nuestro próximo evento, el anterior fue en Las Morerías de Monterrey y Consejo no ha decidido dónde será el venidero en octubre.

El nuevo presidente de la Asociación del Caballo Lusitano explicó en qué consiste este tradicional evento ecuestre.

“El festival del caballo lusitano tiene varias vertientes: primero, es la conformación del caballo, la calificación, la premiación de lo qué es un caballo tipo de lusitano, que tiene que ver con la belleza morfológica y la funcionalidad, pero tenemos también otros eventos paralelos.

“Uno es el adiestramiento, que es el “dressage”, la competencia del manejo a la perfección del caballo y otro es el de equitación de trabajo, un concurso en el que participan niños y adultos mayores que pueden divertirse con una como gimnasia con el caballo y que consiste en librar unos obstáculos, en dos etapas, que el caballo haga las cosas correctamente y el que lo haga en forma rápida. Es muy divertido y participa mucha gente, es un tema familiar, muy bonito y que finalmente promueve la actividad sana de tener un caballo y que es uno de nuestros objetivos”, agregó Santos.

De su cuadra de caballos señala que todavía la conserva en el Rancho La Jarrilla, en Tamuín, San Luis Potosí, donde está enclavada la ganadería de bravos y de caballos y que de hecho dos de ellos, ya veteranos, comienzan a ser montados por sus pequeñas hijas, Marcela y Andrea.

¿Seguirá alguna de ellas en el futuro los pasos de sus famoso padre y abuelo?

Eso sólo el tiempo lo dirá, lo que es seguro es que por sus pequeñas y frágiles venas corre ya el ADN de la pasión y entrega a los caballos.

Gastón Santos hijo debutó en su fase de amador (novillero) en San Buenaventura, Coahuila, el 15 de julio del 2001. En su primera temporada como debutante toreó 30 festejos, entre ellos ocho corridas mixtas con Pablo Hermoso de Mendoza, siendo dos en plazas de Nuevo León. Actuó en 10 corridas de toros en el país, con Eloy Cavazos, abriendo plaza y toreando toros en su primera temporada.

Estuvo activo 14 temporadas consecutivas, con un promedio de 30 corridas por año. Tomó la alternativa el 19 de julio del 2007 en la Plaza de Campo Pequeño de Lisboa, de manos de Joaquim Bastinhas, recientemente fallecido. (Su padre, Gastón Santos. También se doctoró en la misma plaza, el 2 de septiembre de 1954).

Información: Al Toro México

Kristel Mauricio

mayo 29th, 2019

No comments

Comments are closed.