Entretenimiento

Elimina una relación tóxica

Elimina una relación tóxica

Internet nos está enseñando a descartar a las personas. Buscar una pareja es un simple movimiento de dedo en Tinder. Si no te gusta alguien solo te deslizas hacia la izquierda y listo, esa persona no existe más.

Pero en la vida real no hay un swipe left, las amistades que hacemos son valiosas y pueden durar toda la vida. Pero a veces también se pueden volver tóxicas.

Te haces un amigo, pero con el paso de los años te das cuenta de que las cosas cambian. Tu amigo solo habla de sí mismo, te hace comentarios hirientes y no se alegra por tus logros. Si sientes que esas señales se aplican a uno de tus amigos, ten cuidado, puedes estar frente a una amistad tóxica.

Si ese es tu caso tienes dos opciones: la dejas o intentas salvar esa amistad. Antes de abandonar del todo, vale la pena intentar remediar la situación. Aquí te damos algunos tips para que puedas lograrlo sin terminar peleando.

1. Dilo de frente
Delicadamente, claro. No quieres pelear, pero sí llamar la atención. Es posible que tu amigo no se dé cuenta de que su comportamiento te molesta o te hiere y es necesario que sepa exactamente lo que sientes.

Siempre está la posibilidad de que tu amigo lo tome como una crítica y se ponga a la defensiva. Si crees que podría reaccionar así, es mejor que uses lo que la psicóloga Yvonne Thomas llama «cumplido, queja, cumplido».

Es sencillo: digamos, por ejemplo, que tu amigo no está contigo cuando la necesitas y quieres hacérselo saber. Lo que tendrías que decir en esa situación es, por ejemplo:

«Eres buen amigo y me divierto mucho contigo, pero a veces siento que no me escuchas y solo me buscas cuando necesitas algo, yo siempre voy a estar ahí para ti y espero que tú también».

La técnica de Thomas sirve para ablandar el «golpe» de la queja inicial y recordarle a tu amigo que la quieres en vez de solo hacer énfasis en algo negativo.

También te puede interesar: «¡Es real! Algunas amigas puede ser muy tóxicas y estas 5 películas lo comprueban»

2. No te involucres
Si ves que está empezando a actuar de una forma que te incomoda o molesta cambia de tema o busca una excusa para irte, no quieres darle razones para que te haga pasar mal.

Y, si tu amigo es una de esas personas que hace comentarios irónicos y se burla, actúa como un idiota feliz. En serio. La doctora Joy Browne, una psicóloga y consejera en la radio, tenía una frase característica «stupid and cheerful» («estúpido y alegre», literalmente).

Ella aconseja que, si alguien te hace un comentario malintencionado, contestes como si no te dieras cuenta de que lo que te está diciendo es para herirte. Ser amable y alegre cuando alguien te dice algo malo los deja perplejos y te da lugar para cambiar de tema.

3. Colócalo en una balanza
Piensa en todas las cosas que has vivido con esa persona, en todas sus cualidades y ponlas en una balanza mental. ¿Las cosas buenas superan a las malas? Entonces tu amistad merece salvarse.

4. Establece límites
Si tu amigo llega tarde constantemente o se mete en asuntos de tu vida que te incomoda, necesitas establecer límites firmes, pero no duros. Si sobrepasa tus límites la psicoterapeuta Tina B. Tessina recomienda ser amable, pero poner distancia.

«Eventualmente te preguntará qué pasa y en ese momento tendrás la oportunidad de explicarle que su comportamiento no te gusta y por qué», explicó Tessina al Huffington Post. Según la doctora, poner distancia inmediatamente después de que un amigo hace algo que te molesta te ahorrará dolores de cabeza en el futuro porque evitará que el problema siga empeorando.

5. Déjalo ir
Si las cosas no mejoran vas a tener que tomar una decisión dura. ¿Puedes dejar ir a una persona importante de tu vida? Es una decisión que ningún experto del mundo puede tomar por ti, pero para Thomas hay ciertas cosas que no deben tolerarse nunca.

«Una persona que te desea el mal es tóxica y debes abandonarla», explicó a Cosmopolitan. No importa en cuántas balanzas la pongas, un amigo que no se alegra por tus logros o que te hace sentir culpable cuando estás bien no merece formar parte de tu vida.

Está comprobado que una amistad tóxica puede tener efectos nocivos en la salud y la vida es demasiado corta para pasarla con gente que no nos hace bien.

Kristel Mauricio

octubre 16th, 2017

No comments

Comments are closed.