Entretenimiento

La fórmula japonesa para tener más organización –

La fórmula japonesa para tener más organización –

Si toda tu casa y oficina es un caos, no tienes que hacerlo todo en una tarde. Tómate diez minutos. Solo diez, es más pon un cronómetro para que no te pases. Y mira un rincón o una mesa que necesite una organización, también puede ser una carpeta de tu computadora o un solo cajón de tu armario.

Comienza con solo 10 minutos y ya.

Pon en práctica la fórmula solo en esa área y nada más. Cuando termine el tiempo, ya hiciste algo, ya tienes un avance en el que enfocarte para organizar 10 minutos más la próxima vez.

Programa 10 minutos ¿ya?

Separar lo importante de lo no importante

No voy a mentirte: está es la parte más difícil porque nos cuesta decidir que sí y que no es importante.
Tenemos miedo de arrepentirnos después de descartar algo mega importante, pero, recuerda que solo tienes pocos minutos para organizar así que no hay pensarlo demasiado, enfócate solo en lo que sí te vas a quedar.

Estás 2 preguntas pueden ayudarte:

– ¿Si lo vez en una tienda lo comprarías nuevamente? o incluso mejor, ¿se lo darías de regalo a un ser querido?
– ¿Cuando fue la última vez que lo usaste? Si te cuesta recordar, no lo necesitas ¡también funciona con archivos y apps del teléfono!

Si tienes miedo de tirar algo que puedes usar en el futuro, marca con una etiqueta o con un trozo de cinta la fecha y en unos pocos meses sabrás que tan importantes son para ti.

También puedes tener 3 clasificaciones: importante o necesario, no importante, y una extra con lo que quizás sea importante.

Muchas veces nos cuesta deshacernos de las cosas por qué nos aportan cierta satisfacción personal o incluso se convierten en parte de nuestra identidad, empezamos a definirnos y a construir nuestro autoestima a través de esas cosas probablemente innecesarias 11. Por ejemplo: tus apuntes de la universidad, te hacen recordar el sentimiento de éxito, y tirarlos a la basura te hace sentir menos exitoso.

Es por eso que las personas que pierden sus posesiones por robos o incendios mencionan que el daño psicológico es mucho peor que la pérdida financiera.

Pero, el darte cuenta de te defines por objetos externos, puede convertirse en un buen ejercicio para mejor comenzar a atesorar valores personales que te definan desde tu interior.

En otras ocasiones acumulamos ciertos objetos, porque tienen un valor sentimental. Por ejemplo: Donar esa horrible camiseta, puede hacer que te sientas desleal con la abuela. Deshacerte de un libro que jamás vas a leer pero que un amigo te dio puede hacer que sientas que estás regalando un poco de tu amistad 12

Pero es un ejercicio para analizar lo que realmente importa, quizás importa mucho más mantener el contacto con el amigo o agradecer a la abuela que acumular cosas que solo te roban energía y espacio.
Lo mismo pasa para tus tareas del día, hay que aprender a descartar lo que no es importante.

Tip: Si no lo necesitas pero es un regalo o es algo emocionalmente significativo, tómale una foto. Así el recuerdo lo tendrás capturado para siempre.

Ubica en un espacio lo que es importante o necesario

Repite conmigo: todo tiene un lugar y todo debe estar en su lugar.

Encuentra un lugar, una organización o una lógica que funcione para ti. Por ejemplo yo tengo la secadora de pelo en la cocina, porque la uso para descongelar las frutas.

Así que comienza a darles un lugar a esas cosas que decidiste que sí son necesarias o importantes, o ponlas en el lugar que pertenecen. A veces la mesita del recibidor o el librero comienza a ser una superficie para todo y nada al mismo tiempo.

No pierdas demasiado tiempo tratando de encontrar la ubicación perfecta para cada cosa. Trata de hacerlo lo mejor que puedas, siempre puedes hacer ajustes después.

Si se trata de organizar tus tareas, empieza por la ubicar en tiempo a la más importante de todas.
Tip: Si comienzas con un orden nuevo, por ejemplo; vas a poner las toallas en un cajón (en vez de colgarlas todas en la puerta), o las llaves de casa en la repisa de la entrada (en lugar de ponerla en lugares diferentes cada día), pega una etiqueta por un tiempo (“toallas” “aquí van las llaves”) esto ayuda a tu cerebro para que logres establecer el hábito de poner las cosas en su lugar más rápido.

Saneamiento

Sí. Hay que limpiar un poco (si se trata de algo físico)

Toma un trapo limpio, una camiseta que estés a punto de descartar o un papel de cocina y deja limpia esa área que seleccionaste. Por supuesto, tira a la basura todo lo que descartaste.

Limpiar, te tomará pocos minutos y la diferencia que verás te motiva en el futuro. Además de que entrena tu disciplina ¡garantizado!

Hacer un plan escrito para tomar acción en el futuro

¡Se acabó el tiempo!

Terminó el cronómetro con los 10 minutos. Ya organizaste esa área. Ya limpiaste un poco y ahora ¿qué sigue?
Aquí vamos a crear un sistema sostenible que te permita seguir organizando aquellas áreas que gritan por tu atención, además de darle un mantenimiento continúo que no te quite demasiado tiempo, esfuerzo ni energía.

¿Cómo?
Haciendo un pequeño compromiso realista para así empezar a crear el hábito.
Lo único que tienes que hacer cuando llegas a la letra H, es definir nuevamente qué día, cuándo (o después de qué) y dónde (qué área) pondrás en práctica la fórmula del sushi la siguiente vez.

Por ejemplo:

El miércoles regresando de la clase de pilates, pongo en práctica la fórmula del sushi 10 minutos para organizar la repisa de la cocina.
El Domingo después de desayunar pongo en práctica la fórmula del sushi 10 minutos para organizar la caja de herramientas
Cada día después de cepillarme los dientes pongo en práctica la fórmula del sushi para organizar por 5 minutos la ropa limpia de la secadora
Es mejor si lo escribes y lo pones en un lugar visible, también es válido compartirlo en facebook (o enviármelo por correo si quieres).

La mejor opción es hacer una lista de todas aquellas áreas que necesitan ser organizadas, quizás puedas pensar en: la cocina, el escritorio, el librero, el auto, etc. Cada una de esas áreas grandes y generales, debería tener una lista de pequeñas partes. Por ejemplo:

Lista: el armario:
Cajón de ropa interior
Perchas
Zapatos

Lista: la cocina:
El lavaplatos
El cajón de cubiertos
La repisa de vasos y tazas
(También será más fácil repartir esas áreas si decides hacerlo con los miembros de tu familia o compañeros del trabajo).

Así la siguiente vez que llegues a la letra H, sabrás exactamente qué sigue, además esa lista nos funciona en el paso siguiente.
Tal vez diez minutos fue poco tiempo y aún tienes un poco más de energía para hacer diez minutos más, así que puedes seguir con la fórmula ahora mismo.
La clave es cumplirte a ti mismo.
Tú te mereces vivir en un espacio que te transmita paz, que te haga sentir bien.

Inspeccionar e Incentivar

Sí. Esta letra tiene 2 partes.

Inspeccionar:

Tenemos que revisar principalmente que lo que ya hicimos antes continúe organizado. Así por ejemplo si ayer decidiste organizar la carpeta de facturas importantes, solo dale un vistazo para comprobar que esté limpio, ordenado y organizado.

Conforme avances en el tiempo y seas constante poniendo en práctica la fórmula, entonces puedes revisar áreas más generales, por ejemplo todo el armario, o toda la cocina.

Verás que Inspeccionar se hace cada vez más y más fácil porque algo mágico sucede: te acostumbras a la organización. Y cuando algo está desorganizado ¡se notará enseguida!

Está fórmula merece ser organizada en si misma, así que sería una excelente opción usar esa lista o checklist para Inspeccionar como se debe.

¿Recuerdas la lista de la letra H? Aquí puede serte de utilidad, solo tienes que inspeccionar rápidamente todas esas partes que ya marcaste como organizadas.

¿Qué pasa si lo que ya organice antes es un caos otra vez?…
Primero respira, y no te desesperes. Las cosas tienden a ser caóticas, así que solo escribe esa área una vez más en la lista de áreas por organizar. Por ahora enfócate en lo que acabas de lograr, terminaste de organizar una parte y eso es un gran avance, así que te mereces pasar al Incentivo.
Tip: Si convives con alguien o con tu familia trata de hacer el plan en conjunto, recuerda que son solo 10 minutos de organización.

Si lograste mantener todo organizado, sigue leyendo.

Incentivar:
Si es la primera vez que pones en práctica la fórmula entonces solo hay que usar la letra I para incentivarnos (por que aún no tienes nada que Inspeccionar)
El objetivo es que te quedes con un buen sabor al final de tomar acción para ser más organizado, y tengas ganas de repetir en el futuro cercano. Pero, los incentivos o recompensas pueden ser peligrosos si no los seleccionamos con cuidado, así que tu incentivo debe tener estás características:
– Ser saludable (o que no afecte tu bienestar)
– Que sea inmediato

Así por ejemplo irme a tomar el café con una amiga es un excelente incentivo pero, no es inmediato. En cambio, ver un capítulo de mi serie favorita sin culpa, sí puede serlo. También podría ser tomarme mi café sin prisa o una ducha relajante.

¿Incentivos a largo plazo sí o no?

Si has logrado ser constante y ya disfrutas de más organización en tu vida, entonces puedes incentivarte con algo que te ayude a tener más motivación para continuar, por ejemplo: unos contenedores lindos de Ikea para guardar cosas, un difusor de aroma para el baño, una repisa nueva de madera más hipster…

Listo.

Ahora ya tienes un paso a paso realista para tener cada vez un poco más de organización, al mismo tiempo que entrenas tu disciplina y fuerza de voluntad. Te prometo que te sentirás mejor contigo y sin darte cuenta dejarás de posponer y serás más constate en otras áreas de tu vida.
¿Hacemos un repaso de la fórmula SUSHI para que no se te olvide y logres tener más organización?
Tener más organización nos ayuda a sentirnos mejor, nos mantiene productivos, nos regala energía, puede que nos mantenga más fit y definitivamente más felices.

La próxima vez que te cueste poner en práctica la fórmula del sushi, intenta tener esto en mente. Te sentirás mucho mejor cuando todo esté organizado.

Kristel Mauricio

enero 8th, 2019

No comments

Comments are closed.