Entretenimiento

Las 6 cosas más peligrosas que nunca debes hacer al bañar a tu bebé

Las 6 cosas más peligrosas que nunca debes hacer al bañar a tu bebé

La hora del baño del bebé suele ser un momento delicado, especialmente para los padres primerizos que temen hacer algo mal. A su vez, eso provoca que se pongan tensos y convierte en peligroso algo que debería ser relajante. Pero con algunos consejos de seguridad, este momento se va a volver cada vez más agradable.

Toma nota de las cosas que jamás debes hacer mientras estás bañando a tu bebé, para no afectar su salud e incluso su integridad.

#1 Dejar al bebé solo

Bajo ninguna circunstancia debes dejar a tu bebé solo en la bañera, ni aunque sea para ir a buscar el jabón o la toalla. Los bebés son tan inteligentes que apenas los padres les quitan los ojos de encima, se pueden girar, resbalar y quedar boca abajo. Sumergirse 2 centímetros por 60 segundos es suficientes para que se ahogue.

Antes de llevar a tu bebé a la tina, prepara todo lo necesario en el cuarto de baño para que no tengas que salir por nada ni alejarte de él ni por un instante. En caso de que sea muy necesario salir del baño, envuélvelo en una toalla y llévalo contigo.

Ponerlo en la bañera sin medir la temperatura del agua

Nunca pongas a tu bebé directamente en la bañera antes de comprobar la temperatura del agua. La piel de los pequeños es mucho más fina y sensible que la de un adulto, y es común que el agua esté demasiado caliente para el niño.

Usa un termómetro para medir la temperatura del agua, la que debe estar tibia (entre 37 y 37.5 ºC). Tampoco debes poner al bebé en la bañera antes de vaciar el agua, justamente para no quemarlo.

Colocar más de 13 cm de agua en la bañera

Para los bebés de hasta 6 meses, lo ideal es que pongas agua suficiente como para acomodarlo hasta los hombros cuando esté acostado o hasta la cintura cuando esté sentado. La recomendación es de cerca de 13 cm de agua, lo que equivale a unos 8 dedos.

Usar demasiado jabón y shampoo

Los jabones para bebés, especialmente los jabones líquidos, suelen servir para lavarlos de la cabeza a los pies. Pero no debes exagerar en la cantidad, pues estos productos hacen bastante espuma y pueden resecar la sensible piel del bebé.

Lavarle primero la cabeza

Lo ideal es que los padres le laven primero el cuerpo y luego la cabeza, principalmente en días fríos. Al mojar la cabecita del bebé, este pierde calor rápidamente y lo mejor es evitar que le llegue mucho frío, pues todavía está desarrollando su sistema inmune.

Exceder el tiempo de baño

Muchos padres primerizos no están seguros de cuánto tiempo debe durar el baño del bebé. No existe un tiempo exacto, pero se recomienda que el baño no dure más de 10 minutos, para que el pequeñito no quede expuesto a los cambios de temperatura que pueden ser perjudiciales.

Kristel Mauricio

octubre 12th, 2020

No comments

Comments are closed.