Entretenimiento

Lo barato sale caro: así puedes hacer mejores elecciones a la hora de comprar ropa

Lo barato sale caro: así puedes hacer mejores elecciones a la hora de comprar ropa

Ya es una situación común: vamos al shopping y compramos, casi por impulso, ropa barata. No te sientas mal, es algo que nos pasa a todas. Nuestras abuelas compraban ropa 2 o 3 veces al año con suerte, no había tanta variedad y era, por lo general, más caro. Ahora podemos comprar una blusa por el precio de un sándwich, pero eso no es necesariamente algo bueno.

Calidad vs. Cantidad
Sabemos que el precio es una gran variable. No todos podemos permitirnos una prenda muy cara cuando sabemos que hay alternativas más baratas. Pero a veces vale la pena gastar un poco más por una mayor calidad, y aquí te decimos por qué:

Saca cuentas
«Lo barato sale caro», dice el dicho. Un buen par de zapatos te va a salir caro cuando llegues a la caja registradora, pero la cantidad de veces que lo vas a poder usar compensará ampliamente el precio. Uno barato y de poca calidad va a terminar saliendo más caro al final porque solo va a durarte 1 temporada o, a lo sumo, 2.
Por otra parte, comprar muchas prendas por impulso puede sumar mucho más a largo plazo. Antes de comprar algo caro y de buena calidad tendemos a pensarlo con más cuidado y terminamos comprando algo que realmente necesitamos. Mucho mejor para ti y tu billetera.

«Carne y patatas»
El 70 % de las prendas que tienes deberían ser carne y patatas, mientras que el 30 % debería ser adorno —color, estampados, brillo, accesorios—. Demasiadas mujeres creen que las proporciones son al revés y después no entienden por qué no tienen qué ponerse.
La idea es que es más importante tener unos cuantos básicos de buena calidad y duraderos, pero puedes buscar cosas más baratas y temporales para variar tus looks.

Una consciencia limpia vale más
La moda rápida es barata, pero tiene efectos muy negativos en el mundo: es una de las industrias más contaminantes del mundo y para tener precios tan bajos muchas recurren a fábricas en países en vías de desarrollo (como Bangladesh) que explotan a sus empleados.

Suena como un problema muy difícil de resolver, pero no tiene por qué ser así. La solución está en nuestras manos, solo necesitamos ser conscientes del efecto que tienen las gangas de las tiendas de moda rápida y optar por una alternativa más ética.
Los productos sustentables tienden a ser un poco más caros, pero, según Suárez, «el precio se va estabilizar cuando se convierta en costumbre y los precios de las marcas sean sostenibles pueden bajar».

Comprar en tiendas de segunda mano
La ropa vintage está de moda. Puedes encontrar tesoros escondidos en una tienda de segunda mano, así que, ¿por qué no intentarlo? Si decides comprar en tiendas de segunda mano puedes lucir una pieza única y a la vez darle un nuevo uso a una prenda que, de lo contrario, iría a parar a un basurero.

Hacer swaps
Puedes juntarte con amigos y canjear tu ropa usada por la de tus amigos, o descargarte una de las aplicaciones que puedes utilizar para encontrar personas que quieran intercambiar sus prendas.

Upcycling
Upcycling se refiere al proceso de darle un nuevo uso a un objeto que, de otra manera, sería descartado. De esa forma puedes convertir un par de jeans rotos en shorts para el verano o una camisa de hombre en un vestido nuevo. Solo necesitas una aguja e hilo, pero si no sabes coser puedes buscar eventos de upcycling cerca de tu zona.

Cuida las prendas que ya tienes
No hay mejor forma de resistir el impulso de comprar algo que no necesitas que cuidando lo que ya tienes y resulta que muchos de nosotros no sabemos cuidar nuestras prendas. Se recomienda que para alargar la vida útil de una prenda no hay que lavarlas demasiado. «Un pantalón debería lavarse cada 2 semanas con suerte, a menos que esté muy sucio», explicó.

Kristel Mauricio

octubre 16th, 2017

No comments

Comments are closed.