Entretenimiento

¿Padres primerizos? 6 cosas que deberías saber antes –

¿Padres primerizos? 6 cosas que deberías saber antes –

Tu vida cambia desde el momento en el que sabes que estás embarazada. Todos esos sentimientos de alegría e ilusión por el embarazo, la euforia y, por qué no decirlo, también la angustia y el miedo a lo desconocido, explotan cuando, por fin, te ves con el bebé en los brazos y piensas: ‘Vale, y ahora, ¿qué?’
Ante la llegada del primer hijo, muchas parejas se encuentran con situaciones para las que no estaban preparados o de las que nadie antes les había hablado. Nadie te prepara para ser padre, es algo que vas aprendiendo en el día a día con tu hijo, y es un proceso en el que nunca dejarás de aprender.

En esto de ser padres, el primer error es idealizar la crianza de tus hijos, pensar que todo va a ser como nos muestran los anuncios de televisión o incluso como esos amigos, familiares o conocidos nos han contado, en el que todo parece ser de color rosa. Es un error porque de repente llegarán los problemas cotidianos y te darás cuenta de que la maternidad/paternidad tiene momentos muy bonitos, pero otros que no lo son tanto, y es ahí cuando puede llegar a aparecer la frustración e, incluso, la decepción.

1. Tú, mejor que nadie, sabes lo que es mejor para tu bebé.

Con el primer hijo no sabes a lo que te enfrentas y deberéis estar preparados para recibir todo tipo de información y consejos, muchas veces contradictorios, por parte de expertos, familiares, conocidos, que pueden llegar a generarte una sensación de que, hagas lo que hagas, lo estás haciendo mal. Parece que todo el mundo sabe mejor que tú lo que necesita tu hijo. Pero recuerda, tú eres la persona que más le quiere y que mejor sabe, en cada momento, qué es lo que necesita. Nadie debe hacerte sentir lo contrario.

2. Es importante involucrar a la pareja.

Está claro que, sobre todo en los primeros meses, el bebé necesita a su mamá, pero el papá también es muy importante. Apoyaros mutuamente, hablar mucho entre vosotros y tener en cuenta la opinión de ambos progenitores os ayudará a disfrutar mucho más de esta experiencia.

3. Busca información pero vive la maternidad a tu manera.

Seguramente vas a leer mucho sobre el embarazo, cuidados del bebé, etc y está bien que lo hagas, pero no te obsesiones con llevar al pie de la letra lo que has leído. Confía también en tu instinto y en tu forma de hacer las cosas.

4. Los padres perfectos no existen.

Habrá cosas que harás muy bien y sin embargo otras en la que no lo harás tan bien. No pasa nada, estás aprendiendo y todo el mundo se equivoca. Lo más importante es que lo hagas con amor y pensando en lo que es mejor para tu pequeño.

5. Ponte en el lugar de tu hijo.

Habrá ocasiones en las que, hagas lo que hagas, tu bebé llorará y te demandará más y más. Esto no lo hace para fastidiarte, sino porque no tiene otra forma de pedir tu atención. No tengas miedo “a que se acostumbre” y cógelo en brazos todo lo que necesite; están adaptándose a la nueva vida y necesitan mucho cariño.

6. Nada es eterno.

Los primeros meses de vida de tu bebé serán difíciles: noches sin dormir, llantos desconsolados, cada día puede convertirse en un reto diferente; pero, ¡tranquilos! Esto pasará y tu hijo dormirá toda la noche, dejará de llorar sin motivo aparente y todo irá volviendo a la normalidad.

A pesar de todo, si preguntas a unos papás si, sabiendo lo que saben, volverían a vivir la experiencia, seguramente la respuesta sea ¡Sí!. Ser padres es una experiencia única en la vida. Así que, tranquilos, disfrutadlo. ¡Lo vais a hacer bien!.

Kristel Mauricio

noviembre 9th, 2019

No comments

Comments are closed.