Entretenimiento

Qué es la Resiliencia (y por qué debería importarnos)

Qué es la Resiliencia (y por qué debería importarnos)

La resiliencia es lo que da a las personas la fuerza psicológica para hacer frente al estrés y las desgracias. Los psicólogos creen que las personas resilientes son más capaces de manejar la adversidad y reconstruir sus vidas después de una catástrofe.

Hacer frente al cambio o a la pérdida es un parte inevitable de la existencia. En algún momento a todos nos toca experimentar alguna bofetada que nos da la vida.

Estos golpes pueden ser relativamente flojos (no admitirte en un trabajo que querías), mientras que otros pueden ser un poco más duros (pérdidas de amigos y familiares, desgracias naturales, enfermedades graves).

La manera en que haces frente a estos problemas es lo que marcará, en grandísima medida, tu vida.

Qué es ser Resiliente

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas parecen mantener la calma cuando hay un desastre mientras que otras parecen desmoronarse? Las personas que pueden mantener la calma tienen lo que los psicólogos llamamos resiliencia o capacidad de hacer frente a los problemas y contratiempos.

Las personas resilientes son capaces de utilizar sus habilidades y fortalezas para hacer frente y recuperarse de los problemas y retos que les presenta la vida. Pérdida del trabajo, problemas financieros, enfermedades, desastres naturales, emergencias médicas, divorcio, muertes de seres queridos.

En cambio aquellos que carecen de esta capacidad de recuperación pueden abrumarse por tales experiencias. El problema acaba por engullirles y emplean mecanismos para hacerle frente que acaban siendo insanos y destructivos para ellos (evitación, culpa, consumos de drogas o alcohol).

A esta clase de personas les cuesta más recuperarse y pueden experimentar más angustia y dolor a nivel psicológico.

La resiliencia no elimina el estrés ni hace desaparecer las desgracias de tu vida. Ser resiliente no te hace ver la vida de color rosa. Ser resiliente es entender que la vida es dura, y que a veces suceden cosas dolorosas.

Las personas resilientes claro que sufren dolor y sensación de pérdida después de una tragedia, pero su perspectiva mental les permite trabajar con esos sentimientos y recuperarse.

Ser resiliente es ser elástico. Es sufrir una desgracia y lejos de que esa desgracia te rompa, es asumirla y aceptarla de tal manera que fluya en ti. El dolor entra y te cambia, pero no te rompe.

Y esa elasticidad ofrece a las personas la fuerza para enfrentarse a los problemas de frente, superar la adversidad y seguir adelante con sus vidas.Incluso en las peores situaciones, la gente puede reunir la fuerza necesaria no solo para sobrevivir, sino para prosperar.

Factores que contribuyen a la Resiliencia

Muy pocas personas nacen con propensión natural a ser resilientes. Sin embargo es el aprendizaje y el hábito de seguir con estas habilidades lo que te ayudará realmente a ser resiliente.

El apoyo social también es una variable importante que ayuda a tu capacidad de recuperación. Las personas mentalmente fuertes tienden a tener el apoyo de amigos que les ayudan en los momentos duros.

Otros factores que también ayudan son:

Tener una opinión positiva sobre ti y tus capacidades.

Capacidad para hacer planes realistas y ceñirte a ellos.

Tener con un locus de control interno (visión de tus éxitos y desgracias como resultado de tus factores internos: esfuerzo, capacidades, habilidades, valía…)

Verte a ti mismo como un luchador y no como una víctima.

Tener Inteligencia Emocional

Kristel Mauricio

agosto 11th, 2020

No comments

Comments are closed.