Entretenimiento

Razones del porqué tu hermana mayor es lo mejor que te haya pasado.

Razones del porqué tu hermana mayor es lo mejor que te haya pasado.

Tener una hermana mayor no solo hace perfectos los cuadros con fotos familiares, en realidad tener una hermana mayor hace cada vez más perfecta tu vida.
Tener una hermana mayor te hace acreedor o acreedora de la mejor amiga, tu gran confidente, la que siempre te alentará a ser mejor, no tendrá celos de tu éxito y jamás te juzgará cuando tengas uno que otro día malo.
Te dejamos una lista de porqué tener una hermana mayor es el mejor regalo que puedes tener.
1.- Solo con ella puedes compartir el estado de ánimo de mamá.
2.- Por más odiosa que seas con ella siempre estará ahí.
.- A mayor insulto mayor es el cariño.
4.- Siempre es la alcahueta perfecta que te prepara un poco antes al mundo real.
5.- Tu mejor asesor de modas.
6.- Gracias a ella hiciste cosas que a ella no le permitieron cuando tenía tu edad.
7.- Doble de todo…
8.- La del buen ejemplo es ella.
9.- Evita que te rompan el corazón.
10.- Jamás estarás a la deriva.
Una hermana mayor es lo mejor que te puede pasar, ella te apoyará de manera incondicional, siempre tendrá un caramelo para animarte, sabe perfectamente que te gusta, que te pone de buenas y siempre lo pondrá en práctica, pues jamás estará tranquila si te ve con la cara larga, siempre sacará la casta por ti y te ayudará en todo lo que pueda, y en lo que no, seguro encuentra la forma.
¿Qué significa tener una hermana mayor?
1. Ella fue el experimento de tus papás. A la que tapaban con mil chamarras, a la que le ponían el hilo rojo en la frente cuando tenía hipo, que no sabían cómo diablos cuidarla. A ella le tocó todo lo que a ti te ahorraron.
2. Has sido su chaperón/a en más de una ocasión. Por algún extraño motivo, tu mamá te alienta a acompañarla cuando sale con ese “barbaján” (en palabras de tu querida madre) cuando van al cine.
3. Le has robado su ropa. Y ella te ha odiado cuando se la devuelves manchada de salsa roja que jamás se quita.
4. La música que escucha en su cuarto es tu referente para presumir con tus cuates.
5. Te trata como si fueras un bebé. No importa la edad que tengas, siempre te hará sentir como un chiquitín inexperto.
6. Te acusa con tus papás cuando llegas tarde. Por más que te quites los zapatos para no hacer ruido y entrar sigilosamente a tu cuarto, ella gritará: “¿CÓMO ES QUE ESTÁS LLEGANDO A ESTA HORA?”.
7. O bien, tapa tus fallas. Te ayuda a justificarte con tus papás para que no te metan una buena tunda.
8. Envidias que le den permiso para todo. Como es la mayor, ya puede hacer todo lo que a ti te prohíben. ¡Pero hay un Dios que todo lo ve!
9. Es tu consejera. Porque finalmente ella ya se dio mil porrazos en el amor. Así que, qué mejor que preguntarle qué hacer para que Raúl (o Ximena) fije su mirada en ti.
10. Te dicen que te pareces muchísimo a ella. Claro, ustedes no encuentran semejanza alguna.
11. Los profesores que le dieron clase a ella y que ahora son tus maestros piensan que serán igualitas: un cerebrito o un desastre.
12. Te toca usar la ropa que ya no le queda (aunque esté toda balaceada). ¿Por qué, papás? ¿POR QUÉ?
13. Te toma fotos en pelotas cuando eres un pequeñín y después se las muestra a tus ligues. La muy graciosa.
14. Te has enamorado en más de una ocasión de sus amigos/as (que francamente están de concurso).
15. Pelean, se gritan, se avientan libros. A los cinco minutos ya están platicando sobre el terrible tráfico que les tocó en la mañana.
16. A sus ojos TODO lo que haces siempre está mal. No hay poder humano que la convenza de lo contrario.
17. Te odia por ser el consentido de tu mamá (o la odias por ser la consen). Vamos, no lo nieguen, en todas las familias siempre hay un predilecto, aunque todas las mamás digan lo contrario.
18. Si tus papás salían por la noche, te endilgaban con ella. Obviamente ella se aprovechaba de la situación y te convertías en su juguete durante esas tortuosas horas. O se la pasaban bomba viendo películas en la tele.
19. Experimentaba sus peinados y maquillaje en ti. En más de una ocasión te dejó como Eso.
20. En algún momento de tu vida te dijo que fuiste abandonado en la puerta, despojado de toda ropa y con una tarjeta que decía: “no lo queremos, quédenselo”.
21. Si tiene hijos, se convierten en tus adoraciones. Los mimas, los maleducas y los consientes. Cuando te hartan, se los devuelves a su madre y todos contentos.
22. Has tenido ganas de cortarle el cabello mientras duerme, tijeretearle la ropa sin que se dé cuenta. La venganza es un plato que se come frío.
23. Te dice tus verdades: ya estás pasado de tamales, esa blusa te queda fatal, te dejaron fatal el cabello. Pero cuidado si alguien más osa ofenderte, pues se convierte en Katie Ka Boom.
24. Ocupa el baño durante 18 horas cuando sabe que tienes prisa por salir.
25. Odias pedirle que te lleve a algún lado, si ella es la dueña del coche o si no sabes manejar. Seguramente se tardará mil horas en salir o se tomará los peores atajos.
Tu hermana mayor es al mismo tiempo tu cómplice, tu amiga, tu rival y tu enemiga. ¿Qué otras cosas hacen sus queridas hermanas mayores?

Kristel Mauricio

febrero 16th, 2017

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *