Entretenimiento

Razones por las que nunca deberías de quedarte en casa el fin de semana

Razones por las que nunca deberías de quedarte en casa el fin de semana

¿Te ha pasado que estás en casa un sábado por la noche viendo películas pensando en todo lo que podrías estar haciendo afuera? Pasar en casa un fin de semana podría ser benéfico para reponerte después de una larga jornada de trabajo, exámenes finales o vacaciones, pero cuando estás en tus veintes o treintas no deberías pasar ningún fin de semana en casa ni para descansar, ya que estás en la etapa más interesante de tu vida como para pasarla en tu cuarto.

Aunque no está mal descansar y dedicarte tiempo, quedarte bajo las cobijas implica dejar pasar enormes oportunidades. Dicen que la generación millennial vive de noche, no duerme, viaja, planea, no necesita establecerse, sueña, lucha y consigue, pues prefiere ver el amanecer despierta, mientras otros duermen.

Charlie (Logan Lerman) en “Las ventajas de ser invisible” es el ejemplo perfecto; un chico introvertido que se aisla – por problemas de salud y cuestiones psicológicas –, pero un buen día cuando conoce a Patrick (Ezra Miller) y a Sam (Emma Watson) descubre que lo importante es desinhibirse, disfrutar y dejar de preocuparse por lo que ocurre en el mundo; se da cuenta que la vida está ocurriendo fuera de su habitación y eso es lo que deberías de hacer tú.

Hay miles de actividades afuera

Conciertos, fiestas, espectáculos de primer nivel y mientras tanto tú sigues dormido, quizá estás dejando pasar la oportunidad de disfrutar cada segundo de tu juventud. Piénsalo, conocerías música nueva, abrirías tu panorama y eso te ayudaría a desenvolverte mejor en tus días. Recuerda que eso ayuda a tu cultura general y nunca está de más saber un poco de todo.

Podrías NO conocer al amor de tu vida

La chica o el chico de tus sueños está en una fiesta, reventándose a más no poder mientras te encuentras con Morfeo en el quinto sueño. Tu cama puede ser muy cómoda, pero probablemente no tanto como los brazos de aquella persona que podría cambiar tu vida por completo. Si sigues durmiendo, nunca lo lograrás.

Te abrirás nuevos caminos

Cuando te das la oportunidad de salir y conocer a otras personas seguramente se abrirán nuevos caminos para ti en cuestiones de trabajo o amistad. Nunca sabes si esa persona que conociste en un bar o una fiesta podría recomendarte con su jefe o con alguien de su empleo. No pierdas la oportunidad.

Aprenderás a dejarte llevar

El temor siempre está presente en el ser humano, es completamente natural, pero si no lo intentas, nunca sabrás realmente lo que el destino tiene preparado para ti. Las cosas no llegan por sí solas, así que tendrás que aprender a dejarte llevar, soltarte y forjar tu destino.

Verás la vida de manera distinta

Cuando te atreves a conocer el mundo, tu mente y tus pensamientos no son los mismos, cada experiencia irá forjando de manera distinta tu carácter, tus sueños y tus metas. Salir de tu zona de confort te llenará de grandes satisfacciones que se convertirán en el motivo de tus logros.

Te sentirás más libre

Si vives, disfrutas y dejas de temer, aprenderás a ser libre. Esto depende de ti y de la manera en la que tomes las cosas que se te ponen en frente.
La vida es espontánea, te toma desprevenido y debes aprender a vivirla plenamente, así que cuando dejes atrás la flojera, tendrás mayor libertad.
Hay mil cosas mejores que pasar el fin de semana en tu casa, estas razones sin duda deben mostrarte todo lo que te estás perdiendo, la vida misma. Levántate, sal de tu zona de confort y atrévete a descubrir lo que el mundo tiene para ti.

Kristel Mauricio

marzo 15th, 2017

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *