Entretenimiento

Semillas de chía y sus usos, beneficios, propiedades y contraindicaciones

Semillas de chía y sus usos, beneficios, propiedades y contraindicaciones

Las semillas de chía son una enorme fuente nutricional ya que contiene un buen puñado de vitaminas y minerales. Con su agradable sabor a nuez, la chía sirve para bajar de peso y controlar el apetito, entre muchas cosas más.

Te contamos cómo introducir este alimento en tu dieta y así beneficiarte de todas las propiedades de estas diminutas semillas.

¿Qué son las semillas de chía?

La chía (Salvia Hispanica) es una planta proveniente de América Central. Sus semillas son ricas en carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales, y aunque ya eran usadas por los Mayas y los Aztecas, cayeron en el olvido luego de la colonización europea del continente.

Al igual que sucedió con otros alimentos como la quinoa o el amaranto, entre finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, mucha gente ha trabajado para revalorizar y dar a conocer estos alimentos olvidados.

Para qué sirve la chía

Estas pequeñas semillas han cobrado mucha importancia principalmente por ser una fuente importante de Omega 3. Para poder aprovechar este ácido graso la semilla debe ser molida o masticada.

Además su alto contenido de fibra hace que la chía sirva para tratar problemas digestivos, ya que es ideal para tratar el estreñimiento y debido a ser un regulador graso, es un gran aliado para reducir el colesterol.

Las milagrosas propiedades de la chía

Chía es una palabra de origen Maya que significa “fuerza”, y es que esta antigua civilización ya sabía de las grandes propiedades de estas semillas.

Se pueden incorporar fácilmente en cualquier alimento desde ensaladas, salsas, pastas, arroces,casi no alteran el sabor. También combinan muy bien con el dulce, en tortas, donuts, muffins y casi cualquier cosa que se nos ocurra.

Estas pequeñas bombas de vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a combatir la grasas y regular el peso corporal, son muy simples de usar.

No contienen gluten, contienen antioxidantes, omega 3 en cantidades muy superiores a otras semillas y son una gran fuente de fibra.

Pero ¿por qué está considerada un superalimento? Principalmente por su potencia, ya que:

Tienen 5 veces más calcio que la leche.

Poseen 3 veces más antioxidantes que los arándanos.

Triplican la cantidad de hierro que poseen las espinacas.

Contienen el doble de fibra que la avena.

Tienen más del doble de proteínas que cualquier verdura.

Y más potasio que el plátano.

Además las semillas de chía contienen magnesio, omega 6, vitamina E, vitamina A y varias vitaminas del complejo B, como la B1, B2, B3 y B6.

10 Sorprendentes beneficios de las semillas de Chía

Veamos ahora 10 beneficios destacados que gracias a las propiedades de la chía a nivel nutricional nos pueden servir para mejorar nuestra nutrición y salud de manera asombrosa.

1. Controlan los antojos

Gracias a su gran cantidad de fibra la chía nos aporta sensación de saciedad. Es aconsejable moler la chía e hidratarla así como su consumo en el desayuno. Una receta que suelo usar para aprovechar al máximo todas sus propiedades es mezclar la chía con kéfir por las mañanas.

2 Sabor agradable y no altera el sabor de los otros alimentos

La chía tiene un sabor similar a la nuez pero algo más sutil, como dijimos antes la gran ventaja es que al integrarse con otros alimentos, no modifica el sabor de estos. Debemos experimentar y salir de la típica ensalada con chía, ya que estas semillas van bien con casi cualquier cosa.

3. Aporta hidratación al cuerpo

Estas semillas pueden captar y retener 10 o 12 veces su peso en agua. Por eso son como reservorios de agua. Una vez ingeridas ayudan a mantener al cuerpo hidratado cuando éste lo necesite.

4 .Sus grandes cantidades de antioxidantes ayudan contra el envejecimiento y deterioro celular

Las semillas de chía son en sí mismas un producto anti-age, o como diríamos en castellano “anti envejecimiento”. Un verdadero súper alimento que ayuda contra los efectos del humo, del estrés y todo los problemas que ocasiona nuestro estilo de vida actual. Según estudios podrían detener hasta un 70% de la actividad de radicales libres en el organismo.

5. Son una gran fuente de Omega 3

Repasando lo que veníamos diciendo sobre las propiedades de la chía, es importante tener en cuenta que una de sus principales características es que estas semillas poseen más omega 3 que algunos pescados. Pero debemos recordar, como hemos dicho, que para poder aprovechar al máximo este ácido graso se deben moler o masticar las semillas.

6. Ayudan a bajar de peso

Cómo mencionamos en el primer punto su alto contenido de fibra nos mantiene saciados, además el omega 3 ayuda a bajar el colesterol y eliminar grasas del organismo.

También estas semillas participan el tránsito intestinal y pese a tener mucha energía en su interior su digestión debido a la gran cantidad de líquidos que captan son hipocalóricas.

7. Son una gran fuente de energía

Todos esos minerales y vitaminas hacen que los beneficios de la chía sean una verdadera inyección de energía y vitalidad en nuestro organismo.

8. Ayudan a ganar masa muscular

Gracias a la gran cantidad de fibras y proteínas, ayudan a regenerar el tejido muscular. Además el aporte energético mejora el desempeño general del sistema locomotor, por lo que es tan recomendada para deportistas.

9. Contribuyen a calmar el dolor en las articulaciones

Los ácidos grasos omega 3 presentes en las semillas de chía tienen propiedades antiinflamatorias por lo que son de gran ayuda en cuadros de dolor articular.

10. Son depurativas

Por último, pero no menos importante, es bueno tener en cuenta que las semillas de chía logran eliminar líquidos y toxinas de nuestro organismo, ayudan a regular la flora intestinal y previenen la oxidación celular, por lo cual son un gran depurador de nuestro organismo y una fuente de salud y juventud.

Cómo tomar o consumir chía: múltiples maneras de usar estas semillas

Ahora que sabemos que las semillas de chía son una enorme fuente de energía, grasas saludables, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas, entre muchos otros beneficios, veamos todas las formas en las que podemos aprovechar al máximo su versatilidad y propiedades nutricionales.

Masticar las semillas

Al masticar las semillas de chía, se libera su sabor a nuez, se hinchan un poco a medida que absorben la saliva, haciéndolas suaves y listas para el viaje a nuestro estómago. Es una buena manera de aprovechar los beneficios de la chía a nivel nutricional y evitar que todo su aporte se pierda.

Remojar y beber

Remojar las semillas primero en agua o zumo las hace aún más fáciles de digerir para nuestro organismo. Hay que esperar lo suficiente para que las semillas se hinchen.

Agregar chía a los batidos

Si te gustan los batidos o a tus hijos, solo debes agregar algunas semillas de chía para obtener más energía. Probablemente no se notará mientras se bebe, ¡pero luego ya verás los resultados!

Esparcir semillas de chía sobre los alimentos

Las semillas de chía se pueden espolvorear sobre los cereales del desayuno, mermelada sobre tostadas o una ensalada fresca. Cuando sirvo mi sopa de calabaza casera, añado una cuchara y espolvoreo semillas de chía sobre la parte superior de cada tazón.

Coma germinados de chía

La germinación de las semillas de chía aumenta su contenido vitamínico y las hace aún más nutritivas. Al igual que la alfalfa germinada y los frijoles mungo, los brotes de chía son una gran adición a la ensalada.

Beber té de chía

Las hojas, frescas o secas sirven para hacer un té relajante y terapéutico. El té de chía se ha utilizado tradicionalmente para aliviar la fiebre y el dolor, para aliviar la artritis y los problemas respiratorios, como gárgaras para las úlceras bucales y el dolor de garganta, y para reducir la presión arterial y los niveles de colesterol. Si desea endulzar su té de chía, use un edulcorante saludable como la miel o la stevia.

Añadir chía a la mezcla para pan

Al hornear pan casero, a veces añado un puñado de semillas de chía en la mezcla. Esta no es la forma más saludable de comer chía porque los ácidos grasos esenciales no están en su mejor momento cuando están cocidos, pero hace que el pan sea un poco más ligero y proporciona un cambio agradable en la textura.

Otras cosas que podemos hacer con la chía:

Alimentar a las aves y los animales

Las hojas de chía sirve para dar de comer a gallinas, cerdos u otros animales. Los animales también se comerían las semillas, pero mejor guardarlas para seguir plantando o comerlas nosotros.

Chía como mantillo de jardín

Si no tienes animales, las hojas de chía pueden usarse como mantillo. Sin embargo, si no quitamos bien todas las semillas es probable que nos salgan plantas de chía en medio del bancal. Si queremos evitar esto la otra opción es ponerlas en el compost.

Regalar chía

La chía es un regalo maravilloso. Poner las semillas en un frasco o botella bonito, con un lazo y una dedicatoria puede ser un regalo original y saludable.

Algunas consideraciones sobre el consumo y contraindicaciones de la chía

La chía se usa principalmente para bajar de peso, para tratar la diabetes, reducir colesterol alto y relajar el estreñimiento. Casi todo el mundo puede consumirla pero no hay que pasarse de las cantidades diarias. El máximo son unos 30 gramos (3 cucharadas), ya que sino su alto contenido de fibra puede causar gases, hinchazón abdominal y diarrea.

También puede alterar el efecto de algunos medicamentos por lo que si consumimos alguna medicación específica deberíamos consultar con el médico antes de añadir chía a nuestra dieta.

En el caso de la diabetes, si bien se recomienda también puede alterar el efecto de la insulina y otra medicación, por lo que ha de controlarse y medirse la glucemia de forma regular.

Kristel Mauricio

enero 4th, 2021

No comments

Comments are closed.