Entretenimiento

Significado de Dichos IV –

Significado de Dichos IV –

Andar del tingo al tango

Tingo, conocido también como Villa de Tingo, es un poblado peruano que pertenece a Arequipa. Geográficamente, Perú se ubica al noroeste de Argentina, país originario del tango. Andar del tingo al tango significa entonces, literalmente, andar de arriba para abajo, de Perú a Argentina.

¡Ya se armó la gorda!

Aunque la primera imagen que nos viene a la cabeza es una suegra tomando un cuerno de chivo, el origen de esta frase es totalmente diferente. “La Gorda” era el nombre con el que los andaluces conocieron a la Revolución Española de 1868, que puso en tela de juicio el reinado de Isabel II.
Hubo muchos intentos de levantamiento, pero sólo la Gran Revolución, La Gorda, fue capaz de tumbar al régimen monárquico. Decir que se armó la gorda es decir que se armó la revolución, pero la grandota, la chida, la mera mera.

Sepa la bola

Esta frase surgió en los tiempos de la Revolución Mexicana. Aunque los ideólogos de este movimiento eran en su mayoría clasemedieros, en los levantamientos callejeros había de todo, campesinos, mujeres encabritadas, militares… A este grupo tan dispar se le conocía como “la bola”, una bola de gente bien diferente que lo único que tenía en común era querer tirar la dictadura de Porfirio Díaz (Don Porfis, pa’ los cuates).
Cuando había destrozos o saqueos y no había a quién echarle la culpa, la gente simplemente decía que había sido “la bola”. Desde entonces decir “sepa la bola” es una manera de expresar “a mí ni me veas, yo qué” cuando alguien pregunta quién es el responsable de algo.

Un ojo al gato y otro al garabato

En los viejos tiempos no habían refris, mucho menos las maravillas de hoy que hasta hielitos hacen. ¿Cómo conservaba la gente sus alimentos frescos? En el caso de las carnes, se preparaban embutidos que aguantaban más el proceso de descomposición. Estos embutidos se colgaban en fierros conocidos como “garabatos”.
Antiguamente todas las casas contaban con al menos un gato, que era la manera más sencilla de mantener a raya a los ratones. Sin embargo los felinos solían treparse a los garabatos para atascarse los chorizos de la casa, por lo que había que estar con un ojo al gato y otro al garabato.

Kristel Mauricio

julio 4th, 2018

No comments

Comments are closed.